Despliega el menú
Sociedad

TECNOGADGETS

EL IPHONE AL DESNUDO: Cómo hacerse con uno

El teléfono de apple todavía no se comercializa en nuestro país porque apple y las operadoras de telefonía móvil españolas no parecen llegar a un acuerdo, pero eso no quiere decir que no haya iPhones en los bolsillos de los españoles. La comercialización a través de internet, lo devaluado que está el dolar, la picaresca y el hacking han favorecido que más de uno vaya fardando con este teléfono en el que parece que lo de menos es que sea un teléfono.

El iPhone está en España y hay gente que ha llegado a pagar hasta 700 euros por él. ¿Merece la pena tal desembolso de dinero? Desde luego el iPhone es mucho más que un teléfono, es en realidad un pequeño ordenador que cabe en la palma de la mano y que además te permite hablar por teléfono, pero de sus cualidades hablaremos en otro artículo. Pagar 700 euros por uno queda a la conciencia y el bolsillo de cada uno, y de todas formas hay maneras de conseguirlo más barato. He aquí un ejemplo de lo que la gente está haciendo para conseguir un iPhone de la manera más fácil y barata posible.El "iPhoturismo"

La forma más sencilla para conseguir un iPhone es viajar a uno de los países que lo comercializan o bien encargárselo a un amigo. La opción más barata será comprarlo en Estado Unidos, ya que al precio que está el dólar está por los suelos y al cambio el iPhone nos puede salir por unos 255€ el de 8Gb o 312€ el de 16Gb.

Mucha gente ya aprovecha el viaje a EE.UU. para hacerse con uno de estos aparatitos. De hecho, AT&T, la compañía encargada de distribuir el iPhone en este país, había perdido más de un millón de terminales a finales de enero, es decir que más de un millón de iPhones se han liberalizado y ahora corretean libremente por el mundo, algunos de ellos por España.

Pero si no queremos irnos tan lejos, el iPhone también se comercializa en países de la UE y rascándose un poco más el bolsillo se puede comprar en Reino Unido o Alemania. O2 es la compañía encargada de la comercialización en Inglaterra y lo venden por unos 330€ en la versión de 8Gb, por su lado T-Mobile lo comercializa en Alemania por 399€ y 499€ el de 16Gb.

Comprarlo desde casa

Pero antes de comprarlo en Europa, si estamos dispuestos a pagar más de 300 euros por el iPhone quizás lo más cómodo sea hacerlo por internet. Los estadounidenses han visto el filón que supone vender el móvil de apple fuera de sus fronteras vía internet, ya que suelen pedir unos 400€ por ellos siendo que sólo les ha costado 250€. También hay gente que aprovecha sus viajes al otro lado del atlántico para volverse con un cargamento de iPhones y hacer el agosto vendiéndolos en España.

Pero en definitiva lo más barato al comprar por internet es utilizar el sistema de pujas de ebay, en el que si pujamos bien y tenemos suerte el iPhone puede salir por unos 325 euros.

Cuidado con las aduanas

Lo más importante al pujar en ebay es fijarse bien en los votos que acumula el vendedor. En este sistema de pujas cada vez que se completa una transacción tanto el vendedor como el comprador se votan entre sí dando una idea a futuros compradores de si todo ha ido correctamente. Aunque no es perfecto, este sistema permite adquirir artículos con cierta seguridad de que no nos van a timar. Por otro lado el mejor sistema para pagar es Paypal en el que parte o la totalidad del importe queda asegurado para el comprador.

El problema más común de comprar el iPhone en un país extranjero y que lo manden a casa es el coste de las aduanas. Pero todo el mundo sabe que hecha la ley, hecha la trampa y los iPhones vendidos por internet suelen ser enviados como regalo para evitar ser abiertos. De todas formas parece ser que en aduanas han pillado el truco y últimamente abren hasta los regalos.

Si abren el paquete que envían desde Estados Unidos en la aduana y encuentran un iPhone, se encargan de cobrar. Lo que no queda muy claro es cual es el importe que cobran a los que pillan, ya que en los foros de internet que versan sobre este tema se hablan de diferentes cantidades frente al mismo producto. Por ello parece que lo único que cabe esperar es tener suerte. Primero suerte para que no abran el paquete y en segundo lugar suerte para que, si lo abren, el cobro no duela mucho.

Pero volvemos a la pregunta con la iniciábamos este reportaje: ¿Merece la pena comprarse un iPhone? La respuesta o al menos unas cuantas pistas, en el próximo artículo en el que analizaremos las bondades y rarezas del gadget por excelencia: el iPhone.

Etiquetas