Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

DENUNCIA

"El 'cheque bebé' nos discrimina a muchas madres extranjeras"

Alexandra Cordero, peruana, y Emilio López, español, critican ¿la injusticia¿ de la ayuda de 2.500 euros. Se exige que la madre (no el padre) sea española o lleve dos años de residencia, lo que deja fuera a algunas parejas.

"El 'cheque bebé' nos discrimina a muchas madres extranjeras"
"El 'cheque bebé' nos discrimina a muchas madres extranjeras"
CARLOS MOCÍN

Cuando Alexandra Cordero, de 29 años, estaba embarazada de Renzo, el 'cheque bebé' llevaba unos meses en vigor. A Alexandra y su marido, Emilio López, de 40 años, les hubiera venido muy bien esta ayuda de 2.500 euros por nacimiento. Los dos están ahora en el paro y no tienen familia en Zaragoza que les pueda echar una mano para cuidar al pequeño, que acaba de celebrar su primer cumpleaños. Pero no tienen derecho a recibir el 'cheque bebé'.

 

Alexandra, peruana, y Emilio, español, denuncian -junto con la Asociación de Familias Mixtas- la "discriminación" que sufren por el hecho de ser ella extranjera. El 'cheque bebé' se aprobó en julio de 2007. Para pedir esta subvención, la madre debe tener nacionalidad española o haber residido en España de manera legal y continuada durante al menos dos años antes del nacimiento o adopción. Alexandra no llegó a beneficiarse de la ayuda por un mes. Ella llegó en marzo de 2007, tras casarse con Emilio en Perú, y Renzo nació el 17 de febrero de 2009,

 

"Es injusto y discriminatorio para muchas madres extranjeras. Es una ley absurda. Si la madre es española y el padre extranjero, aunque solo lleve un día en España, entonces no hay problema y esa pareja puede cobrar la ayuda", afirma Alexandra, trabajadora social de profesión. "Yo también me siento discriminado como padre. Soy español, los dos hemos cotizado a la Seguridad Social, el chico es español y ahora que toca que nos reconozcan un derecho, nos sentimos injustamente tratados. Parece que hay bebés de primera y de segunda categoría", apunta Emilio, también trabajador social.

 

Tras las quejas de muchas familias y colectivos, la ley volvió a debatirse en el Congreso en marzo de 2009, donde se aprobó modificar la norma para eliminar esta discriminación. "El Congreso aprobó por unanimidad redactar un nuevo texto para la ley, pero casi un año después todavía no se han sentado a hacerlo. Se han olvidado de nosotros. Pedimos que se redacte la nueva ley y que se aplique con efectos retroactivos", afirma Emilio.

 

La Asociación de Familias Mixtas (AFAMIX) calcula que en España hay, al menos, 15.000 familias afectadas desde 2007 y en Aragón, unas 500. Son parejas en las que la madre es extranjera y en el momento del nacimiento del bebé ella llevaba menos de dos años de residencia en el país. "Mientras no se corrija la ley, el número de afectados seguirá creciendo. Es una injusticia", subrayan desde la asociación.

 

Emilio y Alexandra han tenido que pelear con la burocracia, pero su historia de amor ha vencido todos los obstáculos. Se conocieron por Internet en julio de 2006. Tres meses después, Emilio fue a conocerla a Perú. "Fue un flechazo. En cuanto lo vi salir del aeropuerto, supe que era mi chico. Ha sido muy bonito", cuenta ella emocionada. Emilio volvió a España a arreglar papeles y regresó a Lima para casarse. Allí tuvieron que pasar una "dura y humillante" entrevista en el Consulado español.

 

Cuando se instalaron en Zaragoza, Alexandra homologó su título de trabajadora social (la burocracia tardó año y medio), pero no ha podido dedicarse a su profesión. Su último empleo fue de administrativa en la Expo. El último trabajo de Emilio, que lleva un mes en el paro, fue como conductor de autobús. Tras el nacimiento de Renzo, solicitaron un visado para que viniera la madre de Alexandra a ayudarles, pero el Consulado lo denegó. "Nos gustaría montar algo juntos. La crisis nos ha animado a buscar alternativas", afirman.

Etiquetas