Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

Los podólogos advierten del neuroma de Morton, la consecuencia "desconocida" de abusar de los zapatos de punta y con tacón

El dolor lo provoca la inflamación que resulta del roce continuo sobre el nervio por las estructuras por las que discurre.

Zapatos de tacón, en una imagen de archivo.
Zapatos de tacón, en una imagen de archivo.
Pixabay

El Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) advierte de que una de las dolencias menos conocidas de los pies, el llamado neuroma de Morton.

Está muy ligada al uso excesivo de un calzado de punta estrecha y tacón elevado, que genera neuropatía por comprensión y hace que la parte del antepié reciba una presión exagerada. En sus estadios iniciales se habla de neuritis y, en momentos más crónicos, el nervio se "engrosa".

"El neuroma de Morton es una fibrosis que aparece alrededor del nervio digital plantar cuando pasa por las cabezas metatarsiales y es común que esté entre el dedo tercero y cuarto del pie, aunque podría aparecer entre otros dedos. Es un dolor muy molesto porque es de tipo eléctrico, como el que podemos sentir cuando nos damos un golpe en el codo. Entonces, esto implica que cuando aparece el dolor vaya acompañado de una reacción corporal de movimiento brusco", explica, en un comunicado, la presidenta del ICOPCV, Pilar Nieto.

Según señalan los podólogos, el dolor lo provoca la inflamación que resulta del roce continuo sobre el nervio por las estructuras por las que discurre.

Junto al abuso de un calzado inadecuado, otras causas que potencian su aparición son los dedos en garra, ya que la deformación de los dedos de los pies puede comprimir el nervio y provocan el Neuroma de Morton. También predispone a padecerlo apoyar mal el pie al caminar.

En concreto, realizar más apoyo en la zona lateral del pie cargando todo el peso del cuerpo en esta zona debido a que se realiza menos descarga en el primer dedo.

Cuando aparece esta dolencia la recomendación es dejar el calzado que ha perjudicado la salud del pie y optar por uno más ancho que respete el ancho natural del pie.

En algunos casos, son necesarias infiltraciones en la zona para evitar el dolor. Y, en situaciones extremas, puede ser necesaria la cirugía abierta o ecoguiada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión