Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

Un grupo de investigadores identifican en pacientes con esquizofrenia grave variantes genéticas raras asociadas a la enfermedad

El equipo examinó las mutaciones de un conjunto de genes "intolerantes", que mutan con poca frecuencia en la población general sana.

Los especialistas apuntan que el combate prematuro de la esquizofrenia permite modificar el curso de la enfermedad, de manera que las capacidades funcionales de los pacientes no se vean tan comprometidas.
Los pacientes con esquizofrenia presentan un amplio espectro de síntomas observables.
Pexels.

Una nueva investigación muestra que el examen de las mutaciones genéticas en individuos con esquizofrenia grave puede mejorar la capacidad de detectar variantes genéticas raras asociadas a la enfermedad, según publicas sus autores en la revista 'PNAS'.

La investigación se llevó a cabo en el Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia y fue dirigida por el doctor Anthony Zoghbi, ahora profesor adjunto de genética molecular y humana y de psiquiatría y ciencias del comportamiento en el Colegio de Medicina Baylor, en Estados Unidos.

Los pacientes con esquizofrenia presentan un amplio espectro de síntomas observables. Para este estudio, los investigadores se centraron en el extremo de ese espectro: un grupo de 112 pacientes con esquizofrenia severa y extremadamente resistente al tratamiento que han requerido una hospitalización prolongada en centros del Estado de Nueva York.

"La hipótesis es que estos pacientes podrían tener una mayor prevalencia de mutaciones causantes de la enfermedad porque tienen una forma tan grave de la misma, y eso es lo que acabamos viendo", señala Zoghbi, autor correspondiente del estudio y becario Beth K. y Stuart C. Yudofsky en Baylor.

Zoghbi y su equipo examinaron las mutaciones de un conjunto de genes "intolerantes", que mutan con poca frecuencia en la población general sana. Llevaron a cabo la secuenciación genética y examinaron la carga de variantes raras y dañinas que afectan a la función de los genes en tres grupos: personas con esquizofrenia grave, personas con esquizofrenia típica y un grupo de control de individuos sanos.

Más del 48% de los individuos con esquizofrenia extremadamente resistente al tratamiento eran portadores de al menos una de las variantes dañinas raras, frente a aproximadamente el 30% de los que padecían esquizofrenia típica y el 25% del grupo de control. El grupo con esquizofrenia severa también tenía una mayor carga de variantes en genes previamente asociados a la esquizofrenia que el grupo con esquizofrenia típica.

"Creemos que este método de estudio podría ser un nuevo paradigma para tratar de entender cómo enriquecer una señal genética en un trastorno psiquiátrico centrándose en los individuos que están muy gravemente afectados por la enfermedad", resalta Zoghbi, que también es jefe de genética psiquiátrica en el Departamento Menninger de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de Baylor.

La identificación de factores de riesgo de variantes raras en individuos con esquizofrenia grave podría conducir a una mejor comprensión del pronóstico y la resistencia al tratamiento y a más oportunidades de asesoramiento genético para las familias afectadas por esta enfermedad". Zoghbi afirma que este estudio también puede sentar las bases para futuras investigaciones sobre terapias dirigidas a las mutaciones genéticas asociadas a la esquizofrenia.

"Esperamos que esta investigación aporte luz y atención a estos pacientes que a menudo quedan al margen de la investigación de vanguardia debido a la gravedad de su enfermedad", añade.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión