Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

entrevista

Alba Angulo, maestra: "La salud mental también es cosa de niños y adolescentes"

Maestra, Alba Angulo (Zaragoza, 1989) desarrolla en la actualidad su labor como docente de Pedagogía Terapéutica en al aula hospitalaria del Hospital de Día Infantojuvenil de Salud Mental Parque Goya de la capital aragonesa.

Alba Angulo, en el aula del Hospital de Día Infantojuvenil de Salud Mental Parque Goya
Alba Angulo, en el aula del Hospital de Día Infantojuvenil de Salud Mental Parque Goya de Zaragoza
Francisco Jiménez

El proyecto ‘El baúl ilustrado’, liderado por usted y por la psiquiatra Lola Vázquez Rodríguez, en el Hospital de Día Infantojuvenil de Salud Mental Parque Goya de Zaragoza, ha recibido el Premio Grandes Iniciativas de Inclusión Educativa de Fundación Atresmedia y EduCaixa. ¿Qué contiene ese baúl que es tan valioso?

Contiene un proyecto pionero, que combina educación y salud mental; que entiende el centro educativo como espacio terapéutico y el hospital como espacio educativo. Trabajamos en el aula hospitalaria con alumnos que presentan patologías mentales para lograr su inclusión, la reincorporación a su centro educativo y a la sociedad, con la implicación del resto de sus compañeros de clase, sus familias y los docentes del centro, que son observadores principales en la detección de problemas. Sensibilizar sobre la salud mental en la infancia y la adolescencia es vital, porque la salud mental también es cosa de niños.

¿A qué tipo de patologías mentales nos referimos?

Al aula hospitalaria vienen alumnos de entre 6 y 18 años con patología mental severa: psicosis, neurosis, fobias escolares, depresión, trastornos de ansiedad grave, alteraciones graves de conducta..., diagnosticados en el ámbito educativo como alumnado con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE). Se trata de una educación compartida: tras una valoración, se decide qué días vienen al hospital y en qué momentos asisten al centro educativo. Hay diez plazas, pero, ahora, estamos sobresaturados, tenemos 20 alumnos, el doble.

¿Y cómo trabajan, qué metodología aplican?

Trabajamos de manera internivelar. Son niños con diferentes necesidades, patologías, intereses, edades... Aplicamos la metodología de tutorización entre iguales y de mentorización; suelen ser alumnos con baja autoestima, que no encuentran su sitio en el colegio y que van aislándose en sus casas, y trabajar de esta manera, les aporta un valor, se sienten protagonistas. Organizan mercadillos solidarios, basados en el emprendimiento social y en la competencia de aprender a aprender; realizamos dinámicas en las clases de estos chicos y chicas, con sus propios compañeros; formamos a docentes y trabajamos con las familias en la escuela de padres del aula hospitalaria. En definitiva, creamos un espacio de reflexión en el que aprendemos todos de todos.

El programa lleva dos años en marcha. ¿Satisfechas con los resultados?

El balance es muy positivo. Vemos cómo mejoran su rendimiento académico y se van reincorporando a sus colegios e institutos de referencia. Están más motivados. Cuando estos alumnos mejoran, mejora también el clima de convivencia en el aula, se previenen situaciones de acoso escolar y de abandono temprano, se reduce el estigma y la exclusión.

Es duro, cuesta hablar de enfermedad mental a estas edades.

Sí. Nos hemos dado cuenta de que es un tema incómodo, tabú, y más a edades tan tempranas, por eso es tan importante contemplar programas de prevención y detección desde las propias aulas y de promoción de la salud mental. Y la etapa de educación infantil es la mejor para detectar estos síntomas, sería lo ideal; pero, para ello, se necesita conciencia y preparación de los profesionales.

Los expertos coinciden: la pandemia ha dejado su impronta en muchos niños y adolescentes.

Así es. Nosotras estamos convencidas de que esta va a ser la década de la salud mental, y más a raíz de la pandemia. Todos estos trastornos (ansiedad, depresión...) se han acrecentado y es muy importante que nos sentemos a reflexionar, desde todos los ámbitos y todos los profesionales, para trabajar de manera conjunta y suprimir esas barreras que impiden a los alumnos con problemas socioemocionales evolucionar en su proceso de aprendizaje. El progreso de estos alumnos es el progreso de toda la sociedad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión