Salud

Heraldo Saludable

salud

"El pulmón no está preparado para vapear"

Utilizados como método para dejar el tabaco convencional, son tan peligrosos como este. En Estados Unidos cinco personas han muerto a causa de los cigarrillos electrónicos.

Un usuario del cigarrillo electrónico o vaper.
Un usuario del cigarrillo electrónico o vaper.

Especialistas de la Unidad de Neumología del Hospital Quirónsalud Marbella y Quirónsalud Campo de Gibraltar han alertado de los riesgos de la moda del cigarrillo electrónico o vaporizador.

El doctor José María Ignacio García, jefe de Servicio de Neumología de los dos centros hospitalarios considera que se ha producido un error de concepto al minimizar las consecuencias de su uso. "El pulmón está preparado para respirar aire puro y transportar el oxígeno del alveolo a la sangre. Cualquier producto o sustancia que se vapee es nocivo para nuestro cuerpo", ha subrayado.

Otro de los aspectos que preocupan a los especialistas, según explica el doctor Ignacio, es que "no existe un único cigarrillo electrónico y se utilizan distintas sustancias que se pueden conseguir por diferentes vías (internet) sin control sanitario y al margen de las autoridades".

En su opinión, la falta de información del usuario sumado a la alta popularidad del cigarrillo electrónico hace prever un importante crecimiento de enfermedades respiratorias asociadas al vapeo. 

Ayuda de los especialistas

El jefe de Servicio de la Unidad de Neumología del Hospital Quirónsalud Marbella y Quirónsalud Campo de Gibraltar, José María Ignacio García, aconseja acudir al especialista cuando exista propósito de dejar de fumar el cigarrillo tradicional. El doctor ha explicado que en la unidad de deshabituación tabáquica se orienta al paciente sobre los sustitutivos que ayudan a rebajar el índice de dependencia de la nicotina.

Para ello en una primera consulta se les hará un historial clínico completo y uno específico del tabaquismo, en el que se recogerá el grado de dependencia física a la nicotina y severidad del tabaquismo. De este modo se logra determinar el tratamiento adecuado a cada paciente para superar su adicción. Los farmacológicos que se utilizan para combatir la adicción de los pacientes son la terapia sustitutiva de nicotina y el bupropión. Ambos están considerados como un complemento de la motivación personal, que también se trabaja desde el ámbito de la Psicología.

En todos los casos las terapias son individuales con el fin de ejecutar un tratamiento más personalizado. "El vaporizador no es una alternativa a la nicotina. Sus riesgos pueden ser aún mayores", ha insistido el doctor Ignacio.

Ver otras noticias de salud

Etiquetas
Comentarios