Salud

Heraldo Saludable

Cinco trucos para que ir al gimnasio sea el doble de efectivo

Descansar el tiempo necesario, aprender los ejercicios básicos y seguir los consejos de un profesional son algunas de las claves para triunfar en el gimnasio.

Tras la práctica de ejercicio es habitual acudir a los vestuarios para asearse.
El primer paso para adquirir una rutina en el gimnasio es la fuerza de voluntad.
Freepik

Que si hace demasiado frío o calor, que si esta muy lejos y no da tiempo, que si no hay ropa limpia, que si nos duele la cabeza... El listado de excusas para no ir al gimnasio podría alargarse tanto como días tiene el año, pero lo cierto es que, una vez dado el primer paso de apuntarse, con el consiguiente desembolso económico que supone, adquirir una rutina es más sencillo de lo que parece.

Para ello, basta con visualizar el objetivo que se quiere conseguir -perder peso, tonificar los músculos o prepararse para una carrera o competición deportiva, por ejemplo- y tener en cuenta los consejos que se recogen a continuación para optimizar resultados.

1. Duerme bien. Descansar las horas que el cuerpo necesita es fundamental tanto para perder peso como para ganar masa muscular. Además, un sueño placentero mejora la concentración y productividad, dos aptitudes más que necesarias para rendir en el gimnasio.  2. Come mejor. Una dieta equilibrada y variada es el complemento perfecto para la actividad física, pues difícilmente se obtendrán resultados si después de sudar la camiseta durante un par de horas la comida basura es lo único que nos llevamos a la boca. 3. Pide ayuda. No calentar o no entrenar el tren inferior son algunos de los errores más comunes que se cometen al ir al gimnasio, provocados en muchas ocasiones por el orgullo personal que impide pedir ayuda al personal cualificado que allí trabaja. Aunque de vergüenza, los monitores y profesores del gimnasio son quienes mejor te pueden asesorar y ayudar a cumplir tus propósitos. 4. Aprende los básicos. Aunque hacer una flexión o una sentadilla puede parecer sencillo, estos y otros ejercicios requieren de algo de técnica para evitar lesiones. Empezar por lo más sencillo y aprender a controlar la respiración te permitirá avanzar e ir mejorando poco a poco.  5. Respetar el tiempo de descanso. Los excesos no son buenos en casi ningún aspecto de la vida, y lo mismo ocurre con el gimnasio. Aunque tu motivación esté al 100%, los músculos necesitan cierto tiempo para recuperarse después del esfuerzo.- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios