Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

¿Qué productos de uso cotidiano contienen microplásticos?

La Agencia Química Europea propone restringir el uso de microplásticos, presentes en productos como los cosméticos, los detergentes o la pasta de dientes.

Cambian los colores, pero las rayas son habituales en muchas pastas de dientes.
¿Cómo se hacen las rayas de colores de la pasta de dientes?

La Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA) presentó hoy en Helsinki una propuesta para restringir el uso de partículas microplásticas que se agregan intencionalmente a productos dirigidos al consumo, debido al potencial riesgo que suponen para la salud y el medioambiente.

Tras evaluar los peligros que supone la adicción de microplásticos a productos tanto de uso comercial como profesional, la ECHA ha concluido que estaría justificado restringir en toda la Unión Europea (UE) todos aquellos que "sean inevitablemente liberados al medioambiente".

Según la agencia europea, esta restricción podría reducir la cantidad de microplásticos liberados al medioambiente en la UE en alrededor de 400.000 toneladas en el transcurso de 20 años.

"La persistencia y los potenciales efectos adversos o bioacumulación de microplásticos es un motivo de preocupación. Una vez liberados, pueden ser extremadamente persistentes en el medioambiente, durar miles de años y ser prácticamente imposibles de eliminar", sostiene la agencia en un comunicado.

El estudio realizado por la ECHA concluye que los microplásticos tienen más probabilidades de acumularse en ambientes terrestres, ya que las partículas se concentran en el lodo de aguas residuales que se emplea de forma habitual como fertilizante y, en menor medida, terminan vertidos directamente en el medioambiente acuático.

Aunque la agencia reconoce que actualmente es imposible determinar el impacto medioambiental a largo plazo de los microplásticos, advierte de que estas partículas son muy resistentes a la biodegradación y pueden ser un problema para la salud humana si son ingeridos.

"Debido a su pequeño tamaño, los microplásticos y los nanoplásticos -partículas incluso más pequeñas que se crean a partir de la degradación adicional de los microplásticos- pueden ingerirse fácilmente y, por lo tanto, entrar en la cadena alimentaria", afirma la ECHA.

Los microplásticos, partículas de polímeros sintéticos de menos de cinco milímetros, se usan actualmente para fabricar una amplia gama de productos de consumo, como cosméticos, detergentes, pinturas, medicinas y pastas de dientes. Asimismo, forman parte de diversos productos de uso industrial que se emplean en la agricultura, la construcción y sectores de la energía como el petróleo y el gas.

- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios