Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

'Allí comprendí'

Microrrelato de Diego Peña Labrador, finalista en la categoría de 'Cooperación'.

II Concurso de microrrelatos solidarios Ilumináfrica
II Concurso de microrrelatos solidarios Ilumináfrica

A los pocos minutos de franquear la puerta sobre la que se sustentaba a duras penas un desdibujado cartel en el que se intuía la palabra "Hospital" comprendí que aquel lugar, en realidad, no era un hospital en sí, sino una efímera y frágil torre de Babel; una extraña ínsula de Sanchos y Quijotes en la que bisturí en ristre deambulaban de un lugar para otro combatiendo la oscuridad.

Como tantos otros, llegué dispuesto a llevar luz a todas aquellas personas que vivían en una perpetua oscuridad, y como tantos otros, tras algunas semanas allí, regresé comprendiendo que en realidad quien había vivido en una nebulosa de oscuridad, el auténtico ciego, siempre había sido yo.

En aquellos maravillosos días de junio, comprendí que mirar no era lo mismo que ver, que lamentar el infortunio del prójimo, no era sinónimo de padecerlo, y que nuestra pasividad ante el sufrimiento de los demás, era la derrota de nuestra propia existencia.

Y todo aquello, lo comprendí alejado de las frías estadísticas y de las siempre necesarias cuentas de resultados, descubriéndolo en la sonrisa de aquel niño que vio por primera vez el rostro de su madre, en el abrazo agradecido de un padre, en una sonrisa, en las lagrimas que en raras ocasiones te regala la felicidad, o en la mirada ojiplática de aquellos que descubrían un mundo de luz, de color y de matices, del que siempre fueron exiliados.

Allí comprendí….

Etiquetas
Comentarios