Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Un total de 35 plazas de médico en zonas rurales de Aragón quedan desiertas tras el último llamamiento del Salud

La mayoría corresponden a puestos de difícil cobertura, pero también hay vacantes en capitales comarcales -como Jaca, Tarazona o Valderrobres- y localidades cercanas a la capital aragonesa, como María de Huerva o Gallur.

Una imagen del centro de salud de Gallur, donde ha quedado desierta una vacante de médico de atención continuada.
Una imagen del centro de salud de Gallur, donde ha quedado desierta una vacante de médico de atención continuada.
DGA

Hasta 35 plazas de médicos en el ámbito de la Atención Primaria de Aragón se han quedado desiertas en el último llamamiento del Salud, según los datos más recientes publicados por el departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón.

En el listado de adjudicaciones del pasado 22 de noviembre figuran sin cubrir desde plazas de difícil cobertura dentro del medio rural aragonés (Berdún, Alcorisa, Alfambra, Monreal y Calamocha) a puestos de médico de atención continuada (MAC) en capitales comarcales -como Jaca, Tarazona o Valderrobres- pasando por localidades cercanas a la capital aragonesa, como María de Huerva o Gallur.

Desde el sindicato médico Csif-Aragón advierten de que "todo puesto que se queda sin cubrir es una sobrecarga de trabajo para el resto de profesionales que hay en plantilla", una situación que se ha vuelto "insostenible" en algunos centros y que a su vez "revierte directamente en la calidad de la asistencia", con sucesivas demoras en los tiempos de atención al paciente.

Por provincias, los sectores de Barbastro, en Huesca, y Alcañiz, en Teruel, son dos de los más afectados por la falta de médicos. En el primero hay un total de seis plazas desiertas que corresponden a los centros de salud de Benabarre, Aínsa, Albalate de Cinca, Castejón de Sos, Fraga-Mequinenza y Graús-Castejón; las mismas que en el sector de Alcañiz, correspondientes a los centros de salud de Alcorisa, Valderrobres, Andorra, Alfambra e Híjar. También en la provincia turolense hay plazas de médico de familia desiertas en las localidades de Calamocha y Monreal del Campo, en la Comarca del Jiloca, y hacen faltan también dos médicos de atención continuada (MAC) en los centros de salud de Utrillas/Aliaga y en Alfambra.

Además, en la provincia de Zaragoza, hay 13 plazas desiertas en el último llamamiento del mes de noviembre. Dos de ellas son de médico de familia en los centros de salud de Alhama y Ariza (sector Catalayud), y hay también dos plazas de médico de familia sin adjudicar en Tarazona (sector Zaragoza III). El resto de plazas que han quedado desiertas en la provincia zaragozana son de médico de atención continuada, entre las que destaca una plaza en el centro de salud Torrero-La Paz, otra en Épila, otra en Gallur, una en María de Huerva, otra en Tarazona y dos de MAC del sector Zaragoza I.

Se trata de plazas que ningún médico ha querido coger, y a juicio de los sindicatos, detrás de este rechazo se encuentran situaciones personales, como la dificultad de conciliar en algunos casos, y la precariedad de los contratos en otros. "Las plazas que son complicadas la gente no las quiere coger porque está harta de ser esclava de la administración. Por ese motivo, se ha pedido a la consejería una nueva organización de la Atención Primaria y se ha hecho un planteamiento para integrar al personal médico y enfermero de atención continuada en los equipos de atención primaria en igualdad de condiciones y derechos que el resto del personal", señalan desde Csif.

Por su parte, fuentes del departamento de Sanidad informan de que se están realizando llamadas personalizadas a profesionales de la bolsa de médicos para tratar de cubrir estas plazas. "Se hizo un llamamiento a los 300 primeros de la lista que decidieron si ocupaban o no esas plazas; y ahora para cada sector se llama de manera individualizada para ofrecer las vacantes. Es un proceso que implica tiempo y depende de las personas, porque no podemos obligar a nadie. Confiamos en que se llenen con las 600 personas que quedan en lista", sentencian desde Sanidad.

"En Gallur se ha quedado colgado el servicio con un solo facultativo de atención continuada"

Entre tanto, la sobrecarga de trabajo que afrontan muchos profesionales en los centros de salud afectados es un problema acuciante. En palabras de Evangelino Navarro, presidente de Csif, "tan penoso es que en un ambulatorio rural no haya turno de refuerzo para hacer fines de semana, como que nadie quiera coger una plaza de interinidad en centros de salud de Tarazona -capital comarcal- o Gallur", donde son los compañeros los que tienen que asumir ese trabajo o en su defecto el médico asignado.

Así sucede en el centro de salud de Gallur, que desde mediados del mes de noviembre -por motivos de traslados- se ha quedado con una plaza de médico de atención continuada sin cubrir. "La situación es extrema, y los médicos que estamos en plantilla nos vemos obligados a trabajar todos los festivos y fines de semana que no se pueden cubrir. Hay gente que tiene pendientes días de vacación, moscosos, etc.", lamenta Alicia Bernal, la coordinadora de este ambulatorio cuyo servicio -denuncian- se ha quedado "colgado" con un solo facultativo de atención continuada a pocos días de las vacaciones de Navidad.

"Hay personal que tiene que coger vacación y no puede. Por parte de la dirección se han implicado y estamos todos buscando… pero la situación es complicada", lamenta Bernal ante la falta de profesionales disponibles que quieran cubrir esa plaza.

Etiquetas
Comentarios