Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Desmintiendo las informaciones falsas del ámbito de la salud

Cáncer, autismo o vacunas son los campos donde más informaciones falsas y sin contrastar se difunden.

Son muchas las 'fake news' sobre salud que campan a sus anchas, si bien es cierto que no todo lo que se difunde en la red se cree de igual manera. Con la ayuda del observatorio Salud Sin Bulos, a continuación se desmienten algunas de las más polémicas:

Vacunas. En 1998 se publicó el polémico estudio que relacionaba las vacunas con el riesgo de padecer autismo, lo que supuso una reducción del 7% en las vacunaciones al año siguiente. Se probó que era falso, fue retirado y muchas investigaciones posteriores demostraron tanto la seguridad y eficacia de las vacunas como la ausencia de relación entre estas y el autismo, pero el movimiento antivacunas ha seguido activo con el objetivo de chantajear a los laboratorios y porque hay algún caso de efectos secundarios que parten de elementos de veracidad pero están exagerados (como los componentes metálicos de algunas vacunas). Clorito de sodio. Representantes de las pseudociencias defienden que tomar clorito de sodio, un tipo de lejía industrial utilizada para blanquear el papel, también vendida como MMS, cura el autismo. El Instituto de Investigación de Enfermedades Raras detalla que esta afirmación se justifica en base a que el autismo es definido como una enfermedad causada por una parasitosis intestinal, por lo que el componente químico podría eliminar supuestamente esos parásitos. Sin embargo, el Trastorno del Espectro Autista (TEA) no es una enfermedad, sino un trastorno, con el que una persona nace y que le acompañará a lo largo de toda su vida. De forma que a día de hoy no es posible ni prevenirlo ni curarlo. Agua con limón. Beber agua con limón no tiene propiedades curativas contra el cáncer ni las enfermedades cardiovasculares ni tiene efecto adelgazante. A raíz de las declaraciones de una presentadora de televisión sobre aspirar el limón para combatir el cáncer, la Organización Médica Colegial emitió un comunicado en el que aseguraba que no existía evidencia científica de ello. Por otro lado, hay ciertas frutas que pueden ser eficaces para prevenir enfermedades cardiovasculares, pero entre ellas no está el limón. Y, si bien es cierto que los profesionales están de acuerdo en que el zumo de este cítrico puede ser un refresco que sustituya a otros con azúcares, no sirve para curar la obesidad. Café. Algunos investigadores han sugerido que el exceso de consumo de café puede incrementar el riesgo de padecer hipertensión. Sin embargo, varios estudios han demostrado que la cafeína produce un aumento de la tensión arterial y de la frecuencia cardiaca pero solo de forma ligera y transitoria, por lo que el consumo de café no va a provocar que una persona se vuelva hipertensa. El problema, como demuestran otros estudios, es que muchas personas que toman esta bebida en grandes cantidades también tienen otros hábitos poco saludables, como el tabaco, por lo que los datos sobre el aumento de la tensión arterial podrían responder a este tipo de hábitos y no al consumo de café. Extracto de tiburón. En los años setenta, un grupo de investigadores estadounidenses estudiaron a una serie de tiburones y concluyeron que no podían padecer cáncer, afirmación que otros aprovecharon para asegurar que los humanos podían prevenir esta enfermedad si consumían el cartílago del animal. Sin embargo, no existe ningún estudio que haya demostrado que esto sea eficaz contra el cáncer y, de hecho, se han encontrado tumores en varios ejemplares de tiburón. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) reconoce en un informe que no es posible recomendar el uso de cartílago de tiburón como tratamiento para personas con cáncer fuera del contexto de ensayos clínicos bien diseñados.- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios