Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

¿Tener la autoestima alta es una cuestión de edad?

El amor propio se empieza a crear a partir de los cuatro años, pero no es hasta los 60 cuando alcanza su punto álgido.

Es importante trabajar la concepción personal desde pequeños para obtener resultados positivos en la madurez.
Es importante trabajar la concepción personal desde pequeños para obtener resultados positivos en la madurez.
Unsplash

Libros de autoayuda, 'coaches' personales o cursos para mejorar la valoración que cada persona tiene de sí misma. La autoestima es uno de los temas más en auge de la actualidad, un aspecto que cada día se trabaja más con el objetivo de llegar a conseguir la mejor versión de uno mismo. En el caso de España, los ciudadanos aprueban esta asignatura con una media alta, ya que el 70% de los españoles se ven atractivos, con buena salud física y emocional. Lo cierto es que, al contrario de lo que se pueda pensar, la autoestima es cíclica, es decir, que varía a lo largo de la vida. Unos cambios que han sido estudiados por un equipo de expertos de la Universidad de Berna, en Alemania.

Esta investigación, en la que se han analizado 331 ensayos sobre autoestima que incluyen datos de 164.868 personas desde los cuatro hasta los 94 años, también ha descubierto el punto álgido de percepción personal positiva, que, según los resultados, se obtiene a los 60 años y se suele mantener durante esa década.

La autoestima comienza a desarrollarse a los cuatro años, por lo que es importante reforzar esta concepción en los más pequeños, siendo septiembre una buena época para hacerlo, ya que el curso acaba de comenzar, tienen más tiempo libre que en los próximos meses y es un método que les servirá para que afronten el año escolar con mayor seguridad. Desde esa edad hasta los 11 años, la consideración propia comienza a crecer, en cambio, esta se mantiene estable hasta los 15, por lo que, al contrario de lo que se piensa, en la adolescencia la mayoría de jóvenes no tienen baja autoestima. Aunque, en esta etapa hay factores que pueden influir en la percepción personal como las redes sociales, ya que se ha demostrado que la incidencia sobre la concepción de la imagen propia es mayor a medida que aumenta la frecuencia de conexión y el tiempo de exposición a estas plataformas.

Tras este periodo y hasta los 30 años, el amor propio vuelve a crecer de manera considerable y sigue haciéndolo en la siguiente etapa de la vida hasta llegar a su momento más alto a los 60, aunque con menor intensidad. Sin embargo, con la llegada de los 70 y los años posteriores, la autoestima disminuye debido, según explican los expertos, a factores como la jubilación, la pérdida del papel social, la soledad y la viudez.

-Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios