Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Guía rápida para poder desconectar del trabajo en tus vacaciones

Los expertos ofrecen una serie de recomendaciones para que descanses plenamente en tus viajes estivales.

Una de las claves para disfrutar de forma óptima de los viajes veraniegos es lograr no sentirse culpable.
Una de las claves para disfrutar de forma óptima de los viajes veraniegos es lograr no sentirse culpable.
Unsplash.

Trucos variados, recomendaciones médicas, peticiones sindicales y hasta leyes que reconocen el derecho al descanso. En los últimos años se ha hecho mucho hincapié en poder lograr una desconexión real del trabajo y la rutina diaria durante el periodo vacacional, una cuestión nada fácil y que es tan importante o más que el dinero que se gaste o el lugar que se visite.

Dado que las vacaciones reportan multitud de beneficios como el aumento de la esperanza de vida, es fundamental aprovecharlas al máximo. Sin embargo, un porcentaje importante de los ciudadanos no pueden evitar pensar en el trabajo durante las mismas, lo que se produce debido a la presión de los superiores, las tareas inacabadas o unas circunstancias profesionales inciertas. Una serie de factores que llevan a que una ocasión tan especial, que puede albergar experiencias tan variadas como el turismo rural sostenible o adentrarse en el tanatoturismo, entre otras muchas, no se viva de la manera deseada.

Además de disfrutar de un mínimo de dos semanas de asueto, diversos centros de atención de psicología y salud mental como Haztúa difunden estos días una serie de recomendaciones para poder descansar plenamente en los viajes estivales. Aquí se detallan tres de ellas.

Tiempo de relax: es importante que haya una ruptura con la rutina, y eso se consigue cuando tu cabeza entiende que no solo descansas porque ‘toca’ día libre, sino que se trata de una parada diferente. "Nuestro cerebro funciona haciendo categorías de los hechos cotidianos. Por eso tenemos que hacerle comprender que estamos en la de ‘vacaciones’ y no en las de ‘puente’ o ‘día festivo’. Hacer una parada que incluya todos los días de la semana permite distinguir ese tiempo de descanso como algo vacacional", explica Rosana Pereira, fundadora de Haztúa Psicología Positiva. Una cuestión de actitud: a más tiempo de vacaciones, más probabilidad de desconectar completamente. Pero, a menudo, independientemente de los días que tengas, no logras ‘desenchufarte’ del todo de los problemas laborales. Por ello, este ejercicio precisa de voluntad. En este sentido, es imprescindible que te des permiso para descansar y relajarte sin sentir que haces mal por ello. El exceso de responsabilidad puede ser tan perjudicial como la falta de ella. La falsa creencia: todo el mundo cree ser imprescindible en su trabajo, pero nadie lo es. Aprende a delegar. Si te atreves a dar confianza a los demás puedes llegar a descubrir una gran verdad: las personas son agradecidas y si sienten que confían en ellas tratan de dar lo mejor de sí mismas. Si se da el caso de que nadie sabe hacer tus tareas, forma a alguien con tiempo para que pueda encargarse de las cosas más urgentes en tu ausencia.- Ir al suplemento de salud.

Etiquetas
Comentarios