Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

Consejos para rematar la operación biquini en un mes

Mucha agua, ejercicio y unos hábitos saludables de alimentación y descanso. ¿Te apuntas al 'sprint' final?

Se recomienda perder entre 500 gr y un kilo a la semana.
Se recomienda perder entre 500 gr y un kilo a la semana.
Pixabay

No queda nada para darle la bienvenida al verano: ya nos hemos puesto algún día las sandalias, hemos necesitado varias veces las gafas de sol y hemos dado el paso de lucir la palidez de brazos y piernas... ¡ay,! pero eso sí, todavía tenemos que vernos con la ropa de baño... ¿estamos preparados? Por si no es así, ofrecemos una serie de consejos para aprovechar al máximo el final de la primavera y ponernos a tono y en forma para cuando llegue la temporada de piscina y/o playa.

Estas son las recomendaciones para una dieta exprés que ofrecen los nutricionistas expertos de Naturoteca, establecimiento zaragozano especializado en herbodietética, alimentación y salud natural:

Antes de comenzar un plan nutricional para reducir peso, es importante depurar el organismo. Cuanto mejor funcionen el hígado y la vesícula biliar mejores serán las digestiones. Para ello, se puede acudir a plantas como el cardo mariano, el desmodium o la alcachofera que están disponibles en forma de comprimido o extracto líquido. Regenerar la flora intestinal con probióticos y prebióticos. Una flora intestinal saludable ayudará a reducir la absorción intestinal de la grasa a través de alimentos como el yogur, el chucrut, los espárragos o el puerro, entre otros muchos. Beber de 1,5 a 2 litros de agua al día ayudará al riñón y a una correcta hidratación del cuerpo. La Organización Mundial de la Salud recomienda, al menos, 150 minutos de actividad física aeróbica moderada a la semana, que contribuirá a que el metabolismo queme más calorías. Dormir ocho horas. Las personas que duermen poco consumen más dulces y comida más apetitosa, al tiempo que su cerebro es más susceptible al estrés. Reducir el estrés. El cerebro hace lo que haga falta por aliviarlo y eso aumenta las posibilidades de afrontarlo a través de la comida. Hacer una dieta equilibrada, baja en grasas saturadas. Se recomienda comer más verdura y fruta de temporada que aporten vitaminas y minerales. También es aconsejable consumir más pescado y menos carne roja, al mismo tiempo que se aconseja optar por los cereales integrales (pan, pasta, arroz, harina) y legumbres. Por último, hay que evitar los azúcares refinados, alimentos precocinados, fritos, bollería industrial y bebidas carbonatadas. Incluir fibra (unos 30 gramos al día) en la alimentación por su efecto saciante y regulador del tránsito intestinal. Ayudarse con productos 100% naturales como, por ejemplo, el aceite de coco, que aumenta la termogénesis y promueve la reducción de la obesidad o grasa abdominal. También se recomienda el capsicum o cayena, cuyo principio activo es la capsaicina  que provoca la destrucción de grasa y la disminución del apetito. Otro complemento alimenticio es el H2O Slim, que bloquea la grasa ingerida, y el suplemento dietético CLA, que permite reducir la grasa abdominal y aumentar la masa magra. Por último, la L-Carnitina favorece una mayor quema de calorías. Perder peso despacio ayuda a mantenerlo después. Se considera normal de 500 gr a 1Kg a la semana, pues más rápidez significa perder más agua y más masa muscular.- Ir al suplemento de Salud

Etiquetas