Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

Cómo va a afectar esta primavera a los alérgicos

El doctor Carlos Colás, jefe del Servicio de Alergología del Hospital Clínico de Zaragoza, señala que las últimas lluvias van a favorecer el aumento de la polinización y el desarrollo de las gramíneas.

Una abeja recolecta el polen de una flor de almendro.
Una abeja recolecta el polen de una flor de almendro.
Efe

Aunque todavía es pronto para hacer una previsión "contundente", los expertos vaticinan una primavera complicada para los pacientes alérgicos debido a que las últimas lluvias van a favorecer el aumento de la polinización y el desarrollo de plantas como las gramíneas. Así lo indica el doctor Carlos Colás, jefe del Servicio de Alergología del Hospital Clínico de Zaragoza, quien indica que la tendencia actual debido al cambio registrado en la pluviosidad es que el polen se va a incrementar. 

"Este ha sido un año muy peculiar porque ha habido una sequía bastante pertinaz durante todo 2017 y prácticamente gran parte del otoño, y ahora gracias al incremento de la pluviosidad en los últimos dos meses el panorama puede cambiar para que se incremente la producción de polen de gramíneas en primavera", advierte este alergólogo.

A falta de unos meses para que comience la polinización de esta especie, cuya alergia se ha disparado en los últimos cinco años, muchos pacientes están manifestando ya los primeros síntomas debido a la polinización de otras plantas. "Ahora está ocasionando malestar el polen del plátano de sombra -que puede prolongarse hasta mediados de abril- y terminando el del ciprés, y como ha habido bastante días de lluvia ha afectado muy puntualmente a los alérgicos", detalla el doctor Colás al referirse a la influencia que tienen el viento y las lluvias en el estado de estos pacientes.

"Las lluvias influyen de forma decisiva. Preparan por un lado el terreno para que se genere humedad suficiente en la tierra y puedan germinar las plantas y, por otro lado, afectan de manera directa a la polinización de estas", explica este especialista. Así pues, en el caso de las gramíneas, estas plantas necesitan unas condiciones de humedad y temperatura estables (mantenidas por encima de los 18-20 grados durante unos días). Por el contrario, en el caso del ciprés y el plátano de sombra, al estar en condiciones habituales de regadío (por ser plantas ornamentales) no se ven tan influidas por la pluviosidad y tienen una polinización bastante regular. Eso sí -destaca el experto- si durante su periodo de polinización está todos los días lloviendo, el propio fenómeno hace que las partículas de la atmósfera se precipiten sobre el suelo y los pacientes no respiren tanta cantidad de polen. Por el contrario -añade- en días muy buenos y de viento la concentración del polen de esta planta es intensa y eso explica que haya días en los que estos pacientes se encuentren realmente mal.

"El viento influye porque contribuye a dispersar las partículas por todos los sitios y favorece la exposición. Lo notamos por los pacientes que conocemos o que son trabajadores del propio hospital y nos comentan que han tenido días puntuales con síntomas muy intensos porque la exposición ha sido muy fuerte en días soleados en los que apetece estar al aire libre", comenta este alergólogo.

Consejos para los alérgicos

Aunque no resulte fácil para muchos pacientes controlar la sintomatología que provoca la alergia al polen, este especialista brinda algunas recomendaciones para aquellos que lo pasen realmente mal. En primer lugar, señala, hay que intentar evitar las horas de máxima polinización, que coinciden con las de mayor insolación (de las 12.00 a las 18.00). "A medida que se alarguen los días se debe evitar la práctica de ejercicio en estas horas y, en caso de practicarlo, es mejor hacerlo por la mañana temprano o cuando se haya ocultado el sol, horas en las que se registra menor polinización", explica.

También hay que tener en cuenta que estos consejos podrían variar en función de la meteorología: "Si hay tormenta o se incrementa el viento, estas ventajas que ofrece la falta de insolación pueden desaparecer. No hay consejos certeros al 100%", puntualiza.

Para combatir los síntomas de la alergia, lo primero es utilizar los tratamientos recomendados por el médico, que en el caso de la conjuntivitis pueden incluir colirios específicos para el tratamiento de la alergia. El resto son medidas complementarias que pueden contribuir a paliar los efectos de esta enfermedad. Así, en el caso del picor de ojos que provoca este tipo de alergias, el doctor Colás recomienda recurrir a lágrimas artificiales y alejarse de falsos remedios caseros, como el de los lavados de agua con manzanilla. "A pacientes alérgicos esta medida les puede ir muy mal porque la manzanilla contiene polen de la planta que no es alergénico de por sí (porque se poliniza a través de abejas, avispas y otros insectos), pero sí que tiene proteínas compartidas con otros granos de polen que son alergénicos y a determinados pacientes en vez de aliviarles les puede empeorar los síntomas. Por suerte, ahora existen excelentes productos en farmacia que producen ese efecto calmante y balsámico sin correr riesgos", sentencia este especialista.

Ir al suplemento de salud.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión