Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

El cartílago de la rodilla puede debilitarse con la pérdida de peso

Las personas obesas que bajaron su peso solo a través del ejercicio y sin dieta pueden padecer osteoartritis.

Los cinco pacientes en los que se realizó el ensayo tenían el menisco intacto 12 meses después de la implantación.
Un "vendaje vivo" de células madre para tratar con éxito lesiones de rodilla
University of Liverpool

Las personas obesas que pierden una cantidad sustancial de peso pueden retrasar significativamente la degeneración del cartílago de la rodilla, pero solo si se deshacen de los kilogramos de más con dieta y ejercicio o solo con dieta, según revela un nuevo estudio de resonancia magnética presentado este martes en la reunión anual del Sociedad Radiológica de América del Norte (RSNA, por sus siglas en inglés), que se celebra en Chicago, Estados Unidos.

La obesidad es un importante factor de riesgo para la osteoartritis, una enfermedad articular degenerativa que afecta a más de un tercio de los adultos mayores de 60 años, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos. La articulación de la rodilla es un sitio común de osteoartritis y en muchas personas la enfermedad progresa hasta que se necesita el reemplazo total de la rodilla. "Una vez que se pierde el cartílago en la osteoartritis, la enfermedad no se puede revertir", señala la autora principal del estudio, Alexandra Gersing, del Departamento de Radiología e Imágenes Biomédicas de la Universidad de California en San Francisco, Estados Unidos.

Como la pérdida de cartílago no se puede revertir, es importante que las personas en riesgo de osteoartritis o con signos tempranos de la enfermedad reduzcan la velocidad de la degeneración del cartílago. Se ha demostrado que la pérdida de peso retrasa la degeneración del cartílago en individuos con sobrepeso y obesos, pero no estaba claro si el método empleado para perder peso marcaba la diferencia.

La doctora Gersing y sus colegas investigaron la degeneración del cartílago y las anomalías en las articulaciones a lo largo de 96 meses en personas con sobrepeso y obesas que mantenían un peso estable y que perdieron peso mediante diferentes regímenes. Estudiaron a 760 hombres y mujeres con un índice de masa corporal (IMC) de más de 25 de la Iniciativa de Osteoartritis, una investigación a nivel nacional centrada en la prevención y el tratamiento de la osteoartritis de rodilla.

Menor degeneración del cartílago con pérdida de peso

Los pacientes tenían osteoartritis de leve a moderada o factores de riesgo para la enfermedad. Los pacientes se dividieron en un grupo de 380 pacientes que perdieron peso y un grupo control de 380 pacientes que no perdieron peso. El grupo de pérdida de peso se segmentó aún más mediante el método de pérdida de peso: dieta y ejercicio, solo dieta y ejercicio solo. Los investigadores utilizaron la resonancia magnética para cuantificar la osteoartritis de la rodilla al comienzo del estudio, a los 48 meses y a los 96 meses.

La degeneración del cartílago fue significativamente menor en el grupo de pérdida de peso, en comparación con el grupo control durante los 96 meses. Sin embargo, este hallazgo solo estuvo presente entre los pacientes que perdieron peso a través de la dieta y el ejercicio o solo la dieta. Aunque los pacientes que solo hicieron deporte perdieron tanto peso como los pacientes que solo hicieron dieta o practicaron ejercicio físico, la pérdida de peso mediante el ejercicio solo no mostró diferencias significativas en la degeneración del cartílago, en comparación con el grupo que no perdió peso. "Estos resultados se suman a la hipótesis de que solo el ejercicio como régimen para perder peso en adultos obesos y con sobrepeso puede no ser tan beneficioso para la articulación de la rodilla como los regímenes de pérdida de peso que implican dieta", concluye Gersing.

- Ir al suplemento de salud

Etiquetas
Comentarios