Salud

Heraldo Saludable

La Sociedad de Salud Pública critica la inclusión de la vacuna de la varicela en España

Cree que la decisión de incluir la vacuna "no se basa en ningún informe científico adicional".

Un niño siendo vacunado.
HA

La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas) ha denunciado la inclusión de la vacuna de la varicela "sin las suficientes pruebas científicas" y ha pedido al Ministerio de Sanidad que se la replantee.

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, se reunirá el próximo día 29 con los nuevos consejeros autonómicos en el Consejo Interterritorial de Salud para tratar, entre otros asuntos, el adelanto de la vacuna de la varicela.

Por ello, en un comunicado, Sespas critica que Sanidad "obvie los procedimientos que se siguen para el calendario de vacunaciones" y reclama que se obtengan los dictámenes oportunos de los organismos técnicos, se realice un debate riguroso previo y se actúe "sin apresuramiento".

La citada sociedad cree que la decisión de incluir la vacuna "no se basa en ningún informe científico adicional a los disponibles cuando en 2011 se tomó la decisión ahora vigente".

Para esta sociedad, si se adopta la política de implantar la vacuna de la varicela se cometerá "una equivocación" porque en España, como en casi toda Europa, el modelo de vacunación frente a la varicela "es en adolescentes que no la han pasado o en grupos de riesgo".

Los miembros hacen hincapié en que "hay muchas incertidumbres" sobre los efectos de vacunar de la varicela a los niños porque "no se conoce la duración de la inmunidad, ni la fecha adecuada para la segunda dosis y si tal vez sea necesario introducir nuevas dosis".

En cambio, sí se sabe, aseguran, que la infección natural por el virus de la varicela en la primera infancia produce "una inmunidad para toda la vida".

Las doce sociedades científicas que conforman Sespas defendieron en su momento la posición ministerial sobre la dispensación de la vacuna a personas no indicadas, y por ello ahora previene a Sanidad de que adoptar decisiones sobre vacunas sin la información científica suficiente "es arriesgado y no es una política de salud sensata".

"No hay razones objetivas para este viraje inesperado y desaconsejable en políticas de vacunaciones", concluye. 

Ir al suplemento de salud.

Etiquetas
Comentarios