Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

Detectan la bacteria de la difteria en un adulto vacunado

Al igual que los ocho niños que también dieron positivo, sigue tratamiento con antibióticos y responde bien al mismo.

El médico alemán que diagnosticó el caso de difteria del menor de Olot.
Detectan la bacteria de la difteria en un adulto vacunado
Efe

Un adulto se ha convertido en el noveno portador asintomático de la bacteria de la difteria, del grupo de treinta personas relacionadas con los ocho niños que también han dado positivo pero que no han desarrollado la enfermedad al estar vacunados.

Este adulto, al igual que los ocho niños, sigue tratamiento con antibióticos y responde bien al mismo, ha indicado este jueves en rueda de prensa el consejero de Salud, Boi Ruiz, que ha visitado el Hospital comarcal de la Garrotxa, en Olot (Girona) y también el centro de asistencia primaria de esta población.

Ruiz ha indicado que cuando los niños y el adulto finalicen el tratamiento se podrá dar por cerrado este episodio de difteria, que mantiene en estado grave al niño que ha desarrollado la enfermedad al no estar vacunado y que permanece ingresado en el Hospital de la Vall d'Hebron, de Barcelona.

Los ocho menores, que permanecen en sus domicilios para evitar que contagian a personas que no estén vacunadas, pasarán este domingo día 14 un primer control y, el martes 16, un segundo, con lo que el jueves 18, cuando se conozcan los resultados, podrán recuperar su quehacer normal, si los resultados dan negativo.

En cuanto al niño que no había sido vacunado y que sigue ingresado, el consejero ha confirmado que se encuentra "estable dentro de una gravedad severa" y que, por el momento, ni progresa ni empeora en su estado.

En todo caso, Boi Ruiz ha puntualizado que "cada día que (el menor) no empeora es un día más de esperanza" y se ha mostrado convencido de que no aparecerán más casos tras haber rastreado el entorno de todos los afectados.

Ruiz ha insistido en que la situación no responde "ni a una epidemia, ni a una alarma sanitaria, ni de salud pública", y ha lanzado un mensaje de tranquilidad a la población.

Respecto a la recomendación a los responsables de campamentos de verano de la comarca de la Garrotxa, para que reclamen el carné de vacunación a los menores inscritos, el consejero ha anunciado que la Generalitat consensuará un documento para que lo firmen los padres de niños que no estén vacunados.

Ese papel eximirá de responsabilidades a los organizadores de esas actividades estivales ante posibles contagios.

De todos modos, Boi Ruiz ha culpado de situaciones como las que se ha producido en Olot a "las personas que han aconsejado mal" a los padres" y les han dado argumentos poco científicos y no demostrados que se basan en complots de las industrias farmacéuticas".

Ruiz ha considerado que "no se puede abusar del desconocimiento para inculcar ideas que no son argumentos científicos ni demostrados".

El consejero ha reiterado que el riesgo, en todo caso, no tiene nada que ver con los campamentos de verano y que es algo que únicamente afecta a los niños no vacunados.

Boi Ruiz ha detallado que, en Olot, hay 47 menores de 3.101 que no han seguido el protocolo de vacunación y ha confirmado que se pondrá en marcha una campaña en Cataluña para confirmar estas cifras.

El consejero ha explicado que en la Garrotxa se han incrementado notablemente el número de vacunas suministradas a raíz de este caso, sin que haya problema alguno de falta de provisiones.

El consejero ha visitado este jueves Olot para reunirse con los sanitarios que han tratado este caso de difteria, enfermedad sin diagnóstico alguno en España durante las últimas décadas. 

Ir al suplemento de salud

Etiquetas