Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

​Oliván achaca a la gripe la saturación de urgencias y el PSOE a la mala gestión

El consejero de Sanidad ha señalado que en determinadas ocasiones las demandas "rozan los límites de capacidad de atención".

​Oliván achaca a la gripe la saturación de urgencias y el PSOE a la mala gestión
​Oliván achaca a la gripe la saturación de urgencias y el PSOE a la mala gestión
HA

El consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, ha justificado hoy el colapso en las urgencias hospitalarias a la incidencia de la gripe, pero para el diputado del PSOE Eduardo Alonso se debe a la mala gestión, al cierre de puntos de atención continuada, al recorte de horarios y al plan de choque quirúrgico.

En una interpelación al consejero en el Pleno de las Cortes sobre la política del Gobierno para dar solución a los problemas de saturación de los pacientes que precisan atención urgente, Alonso ha acusado a Oliván de vivir "en el país de las Maravillas" frente al colapso del que sufren las urgencias cuando heredó unas infraestructuras "en perfecto estado de revista".

Alonso ha recriminado al consejero la falta de autocrítica ante el informe elaborado por el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, y otros defensores del pueblo de distintas comunidades sobre las urgencias hospitalarias, con 40 recomendaciones para la mejora, y que una de las medidas que se tome para atender los ingresos de urgencias sea la reprogramación de intervenciones quirúrgicas de pacientes que llevan esperando más de seis meses.

"Hay que atender la urgencia, pero no a costa de un colectivo que se siente casi tratado con crueldad", ha dicho Alonso.

Según Alonso, las atenciones en urgencias de los dos últimos años han llegado a 550.000 o 600.000 anuales, y mientras en España los ingresos procedentes de estos servicios rondan el 16%, en Aragón alcanza ya el 20% frente al 13% de los años previos a su gestión.

Un incremento de siete puntos en los ingresos es "una mala gestión de las urgencias", ha insistido Alonso.

?Oliván ha subrayado que en determinados periodos, generalmente coincidentes con la gripe, crece la demanda urgencia hospitalaria y en ocasiones "rozan los límites de capacidad de atención", y por eso es necesario implementar medidas específicas y este año se ha hecho "con suficiente antelación", con aumento de personal sanitarios y la disposición del 100 por cien de las camas y puestos de observación.

El consejero ha destacado que las urgencias son la principal vía de ingresos hospitalarios, aproximadamente el 60%, y que la actividad en estos servicios determina la gestión de camas, la actividad quirúrgica y las listas de espera, lo que supone que los pacientes en ocasiones, una vez atendidos, permanezcan en dependencias de urgencias en áreas de observación un tiempo superior al habitual, pero dentro de los estándares aceptados internacionalmente.

El consejero ha asegurado que la atención de urgencias está sometida a una "estacionalidad" y a otros elementos que impiden prever con exactitud la demanda real y la planificación se lleva a cabo en función de la demanda histórica, que a lo largo de los años evidencia picos en enero, marzo, mayo, octubre y diciembre.

?Oliván ha detallado que unos 1.490 pacientes acuden a diario a urgencias, que los ingresos en los últimos dos años han rondado el 13% y que en los dos primeros meses de este año ha aumentado al 20%, lo que supone una mayo presión sobre la demanda de camas.

El tiempo medio de atención desde la llegada al servicio de urgencias hasta el alta es de 2,5 horas y 5 horas si el paciente es ingresado, dado que estos presentan mayor complejidad y realización de pruebas.

Ha apuntado que la respuesta a la demanda sanitaria de urgencias ha adquirido en los últimos años una importante complejidad desde el punto de vista médico y organizativo, un reto permanente que se está asumiendo, ha agregado.

Ha especificado que solo el 15% de los aragoneses son los que suman las alrededor 600.000 consultas de urgencias al año (unos 190.000 pacientes y tres visitas anuales), y el 25% son personas mayores de 65 años, fundamentalmente por descompensaciones de enfermedades crónicas, y otro 25%, de menores de 25 años.

?Oliván ha asegurado que se han puesto en marcha medidas estructurales para una mayor coordinación y mejora en la atención urgente, hospitalaria y extrahospitalaria, y ha reprochado a Alonso que en su intervención no destacara que el Justicia también considera que la sanidad aragonesa es mejor la de otras comunidades.

Ir al suplemento de salud.

Etiquetas