Salud

Heraldo Saludable

Las fórmulas magistrales crecen el 15% por la pertinaz falta de medicamentos

Al menos diez fármacos se siguen elaborando de esta forma en las boticas aragonesas por el desabastecimiento.

Imagen de archivo de una farmacia en Zaragoza.
Las fórmulas magistrales crecen el 15% por la pertinaz falta de medicamentos
Mariano Castejon

Fortecortin, Eskazine, Deanxit, Edemox, Sulfona Oral, Buspar, Efudix, Fulcin y Parnate son algunos de los medicamentos que llevan ya meses sin llegar a las farmacias de la Comunidad ante la falta de suministro por parte de los laboratorios. En total, según informan desde la Agencia Española del Medicamento, actualmente hay problemas de desabastecimiento a nivel nacional con 177 fármacos, si bien en un 80% de los casos cuentan con un sustituto.

Por el contrario, los nueve fármacos citados no cuentan con alternativa terapéutica y están siendo elaborados -con coste al Salud- a partir de fórmulas magistrales en las farmacias de la Comunidad, o bien, se dispensan en los hospitales como medicación extranjera. De esta forma, la elaboración de fórmulas magistrales en las farmacias ha aumentado un 15% de media en los últimos meses, según informan desde el Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza. "Formulación magistral ha habido siempre, pero ahora está aumentando mucho más debido al desabastecimiento", explica Ramón Jordán, presidente de este colectivo.

En la capital aragonesa, compaginan este servicio el laboratorio del Colegio de Farmacéuticos y una farmacia de la ciudad, con el objeto de hacer frente a cualquier problema de suministro con una receta. En el caso del antiglaucoma Edemox se anunció a mediados del mes de junio "un reestablecimiento inmediato", pero según indican los farmacéuticos "todavía no hay fecha concreta", por lo que se sigue dispensando en los hospitales (al igual que el Deanxit) a través del servicio de medicamentos extranjeros. 

Tampoco la remesa de Fortecortin que anunciaron los laboratorios Merck el pasado mes de mayo ha llegado a las farmacias aragonesas, donde se sigue elaborando este tratamiento oncológico con formulación magistral para el paciente que lo requiera.

¿Cuál es el coste de todo esto?

Desde el Salud no dan cifras todavía del coste que supone para la Sanidad aragonesa hacer frente a este desabastecimiento. No obstante, los farmacéuticos alertan de que "traer un fármaco por medicación extranjera sale muchas veces más caro que dejarlo preparado en farmacia" y aun esta opción supera en costes al cauce ordinario. 

En la provincia de Huesca, el 50% de las farmacias están capacitadas para hacer fórmulas del nivel 1 y ocho de ellas cuentan con autorización de la DGA para hacer fórmulas a terceros. Para Carlos Lacadena, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Huesca, al margen del mayor coste que tengan estos medicamentos, hay una serie de gastos que el Gobierno no está teniendo en cuenta. "Para una persona que vive en Jaca y le mandan ir a buscarse un medicamento hasta Huesca capital... ¿quién le paga ese desplazamiento y las horas de trabajo que pierde?", se pregunta este farmacéutico de Jaca, quien precisa que dicho municipio no tiene valija todos los días con la capital oscense. "La administracion hace las cuentas del gran capitán para que le cuadren, pero no puede ser que para estas cosas haya un ciudadano de primera y otro de segunda", manifiestan.

Desde el colegio de farmacéuticos de Zaragoza coinciden en que "en la capital aragonesa la gente no tiene problema, pero en los pueblos el paciente o el familiar se tiene que coger el coche para irse al hospital de referencia". Por ese motivo, indica Lacadena, se pidió a la DGA que los medicamentos de dispensación hospitalaria -que obligan al paciente a ir a buscarlos a los centros sanitarios- puedan ser liberados en las oficinas de farmacia de algunos pueblos.

En cualquier caso, el sector farmacéutico insiste en que "no hay ningún riesgo para el paciente", si bien a estos "no les hace ninguna gracia el no encontrar un medicamento".

"Una persona joven no tiene problemas, pero la gente mayor acostumbrada a imágenes (su pastillita roja, la naranja, la blanca...), al final con tanto cambio no sabe cuál se esta tomando y le estás complicando la existencia", concluye Jordán.

Volver al suplemento de salud.

Etiquetas