Salud

Heraldo Saludable

Aragón, a la cabeza en el tratamiento del glaucoma

El servicio de Oftalmología del hospital Miguel Servet de Zaragoza aplica cirugía de mínima invasión en algunos casos avanzados de esta enfermedad neurológica, que afecta al nervio óptico y provoca pérdida de visión.

Aragón, a la cabeza en el tratamiento del glaucoma
Carlos Muñoz

Cuando el deterioro en la visión comienza a ser perceptible para el paciente debido al glaucoma, esta enfermedad neurodegenerativa ya ha dañado de forma irreversible el nervio óptico –elemento clave para nuestra visión, que conecta el ojo con el cerebro–. Se calcula que más de medio millón de españoles lo padecen, aunque al menos la mitad lo desconozcan, ya que, al principio, no ofrece síntomas. Causado sobre todo por una elevada presión intraocular, aunque esta no sea esta la única causa, suele manifestarse en adultos a partir de los 50 años y, en ocasiones, la cirugía es el tratamiento indicado. Aragón, en este sentido, está a la cabeza de la investigación a escala mundial, ya que oftalmólogos del hospital zaragozano Miguel Servet aplican una novedosa cirugía de mínima invasión, con implantes milimétricos de titanio, para corregir el aumento de presión en el ojo.

"El glaucoma es una neuropatía que afecta al nervio óptico por varias causas: la principal, en efecto, es una elevada presión intraocular, pero no siempre es así ni es la única razón. Hay que analizar cómo funciona ese nervio y su estructura, si existe o no un posible debilitamiento debido a un deficiente riego sanguíneo", afirma Vicente Polo, especialista del Servicio de Oftalmología del Miguel Servet, que dirige Luis Pablo, catedrático a su vez en la Universidad de Zaragoza.

El origen del glaucoma se encuentra en una alteración de la circulación del líquido del ojo, llamado humor acuoso: el deterioro o bloqueo en el drenaje de este flujo provoca un aumento de presión y el consiguiente deterioro del conjunto de fibras que componen el nervio óptico, lo que se traduce en un déficit paulatino de visión. "Lo que ocurre es que, al principio, este daño irreparable en las fibras es a la vez imperceptible, al traducirse en zonas periféricas dentro de nuestro campo visual y nunca en la zona de agudeza visual. Cuando empieza a ser palpable, se ha podido perder entre el 70% y el 80% del nervio", añade Polo.

Para analizar en qué condiciones está el nervio óptico, se realizan pruebas específicas como la tomografía de coherencia óptica (OCT, sus siglas en inglés) que analizan de forma exhaustiva el estado de este nervio; ello, junto con un chequeo del campo visual y la toma de presión intraocular permite hacer un diagnóstico preciso del posible glaucoma. Esta enfermedad, no obstante, puede presentarse asociada a otras patologías.

Paliar los síntomas

Una vez diagnosticado, existen dos tipos de tratamiento: la medicación, que trata de reducir la presión intraocular con fármacos hipotensores; y la cirugía, donde Aragón se encuentra a la vanguardia a escala internacional: mediante cirugía de mínima invasión, el facultativo de este servicio José Manuel Larrosa se encarga de intervenir en el ojo afectado colocando un implante minúsculo de titanio para facilitar el drenaje, a modo de un 'stent' coronario; para ello se realiza una microincisión en el ojo, una agresión mucho más leve si se compara con una operación abierta.

Prevención en la población 'diana'

Sin embargo, el mejor antídoto para luchar contra el glaucoma es prevenir su aparición y detectarlo cuanto antes. La población considerada de riesgo es la que supera los 45 años y, especialmente, quienes tengan antecedentes familiares con esta patología. Cualquier persona puede acudir a su médico de cabecera e iniciar una exploración; no obstante, también en este campo se trabaja de forma pionera desde el Miguel Servet: ya se ha implantado un sistema de telemedicina, a partir de una simple fotografía del ojo del paciente en el centro de salud que se remitirá al especialista. Las campañas de prevención del glaucoma cuentan, asimismo, con la involucración de los ópticos.

Ir al suplemento de salud.

Etiquetas