Despliega el menú
Aragón

Perros truferos: en busca del oro negro de Aragón

En Aragón cada vez es una práctica más extendida por los truficultores, sobre todo en la provincia turolense.

Perros truferos: en busca del oro negro de Aragón
Perros truferos: en busca del oro negro de Aragón

Roberto Nuñez lleva 20 años entrenando perros, y desde hace 15 está especializado en comportamiento y genética canina. Sin embargo, acabó en el mundo de la trufa hace ya más de una década prácticamente de casualidad. “Un truficultor de la zona me pidió ayuda y así comenzó todo”, relata el zaragozano, vecino de Ejea de los Caballeros pero residente en Jaca.

La época de la trufa se desarrolla entre los meses de noviembre y abril, siendo de diciembre a febrero los de más trabajo para los agricultores y recolectores de este cotizado producto, que este año llegó a alcanzar los 750 euros el kilo en la provincia turolense. Para el zaragozano, la diferencia entre contar con un perro preparado o no es “incalculable”.

“Me formé en olores de la mano de la maestra belga Monique de Roeck y en la Universidad de Barcelona con especialistas en búsqueda de explosivos y sustancias”, asegura Nuñez, quien denomina a su técnica el ‘Método Truferto’. “La clave, sobre todo, es que el perro marque bien pero no estropee la trufa”, asegura, ya que esto podría disminuir su precio en el mercado de manera considerable.

Pero, ¿cómo se selecciona a un futuro perro trufero? Lo primero que hay que ver es si tiene motivación y compromiso con el trabajo. Si es así, el cachorro pasaría a la segunda fase, el adiestramiento.

Por supuesto, para esto no sirve cualquier perro, y para eso es necesario un periodo de 7 semanas para identificar su nivel de compromiso. “Mi método se basa en cinco puntos basados en pruebas de juegos, miedos, manipulación, exploración y compromiso”, explica. “Lo más importante es que responda al juego de la pelota, luego se trufa este elemento y se relacionan ambos olores para comenzar a esconder solo la trufa. En el momento que la encuentra, le muestro la pelota y entiende que, si la encuentra, juega”, asegura.

Sin embargo, se trata de un proceso arduo que se puede prolongar hasta los dos años y medio. “Se espera a que el perro sea adulto, y con ocho meses se le hace la introducción a su primera campaña de trufa”. De normal, Nuñez asegura que lo mejor es esperar hasta la tercera temporada para asegurar el resultado del can.

“Entre temporadas hay que seguir trabajando con ellos, no es una cosa ocasional sino de entrenamiento constante”, asevera. Además, explica, preparar uno de estos animales desde cachorro puede rondar los 6.000 euros en el mercado, entre 1.000 y 2.000 si tan solo se trata del adiestramiento o perfeccionamiento.

Actualmente, Nuñez no solo adiestra a perros truferos desde que son cachorros, sino que también ofrece los servicios de su propia cuadrilla. “En este caso iríamos a porcentaje de la recolección de la planta micorrizada”.

“En Aragón todavía queda mucho camino por recorrer en este sentido, aunque donde más hay es en Teruel”, asegura el adiestrador. En su opinión, la diferencia entre tener un perro bien entrenado o no es vital. “Un perro mal preparado te puede dejar el 40% de la producción bajo tierra, frente al 95% de éxito de uno de mis perros”, asevera.

En la provincia turolense

En Aragón, también en Teruel, la recolección del denominado ‘oro negro’ se realiza con estos canes, como explican en la web de la Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa de Teruel (Atruter). “El perro tiene que ser joven, de carácter afable y obediente, a ser posible de tamaño medio y pelo duro para resistir mejor las bajas temperaturas del invierno y el roce continuo contra las matas”, explican.

Además, afirman que “hasta que la trufa no está suficientemente madura el perro no la detecta, ya que puede pasar muchas veces junto a ella y no nos hará la muestra que indica donde está”. En España se trata de una práctica muy extendida en Cataluña y en Castellón, donde precisamente se celebra el próximo 26 de febrero el XIV Concurso de Perros Buscadores de Trufa de Albocàsser.

Etiquetas
Comentarios