Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

Seis meses después

Por
  • EDITORIAL
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 25/08/2022 A LAS 05:00
Edificios destruidos en una ciudad ucraniana.
Edificios destruidos en una ciudad ucraniana.
Roman Pilipey / Efe

Seis meses después de que Putin se lanzara, en flagrante violación del derecho internacional, a la invasión de Ucrania, el conflicto se ha convertido en una guerra de desgaste que puede prolongarse de manera indefinida. 

Europa y Estados Unidos han hecho lo correcto al cerrar filas y respaldar la decidida resistencia de los ucranianos, pero ahora se enfrentan al reto de mantener la unidad y aguantar la presión que, con el suministro de gas como arma, está ejerciendo Moscú. Defender el orden democrático tiene un coste, pero a la larga debe suponer un refuerzo para la Unión Europea.

Tras el fracaso de la inicial ofensiva rusa y los escasos avances que ha conseguido en el Donbás, la situación de los frentes parece estabilizada y se está entrando en una guerra de posiciones en la que será muy difícil que ninguno de los dos bandos obtenga una victoria militar decisiva. Así las cosas, la sangría y la destrucción pueden prologarse por mucho tiempo. Probablemente Putin espera que aunque no pueda ganar la guerra sobre el terreno sí puede conseguir, en la pugna económica, que Occidente desista de su apoyo a Ucrania. Rusia está absorbiendo en buena medida los efectos de las sanciones, en tanto que en los países democráticos de Europa las secuelas de la guerra en la economía podrían tener un efecto desestabilizador. Por eso, gobernantes y ciudadanos de la Unión Europea deben ser muy conscientes de que en Ucrania está en juego la defensa de los derechos y libertades de todos frente a un poder arbitrario y tiránico. Hay que mantener la unidad y asumir algunos sacrificios para impedir que Putin obtenga una victoria que aliente sus ambiciones. Y es necesario continuar el flujo de ayuda militar y económica a Ucrania. Al mismo tiempo, no hay que olvidarse de los refugiados ucranianos, que continúan necesitando del apoyo y la solidaridad de los lugares de acogida.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión