Opinión
Suscríbete

Opinión

Colaboración institucional

Por
  • EDITORIAL
OPINIÓNACTUALIZADA 28/11/2021 A LAS 05:00
Javier Lambán (i) y Jorge Azcón, durante la primera reunión del Consejo Bilateral de Capitalidad, en marzo de 2020.
Javier Lambán (i) y Jorge Azcón, durante la primera reunión del Consejo Bilateral de Capitalidad, en marzo de 2020.
José Miguel Marco

Hay que confiar en que la reunión del Consejo Bilateral de Capitalidad, en la que participarán mañana el presidente del Gobierno de Aragón y el alcalde de Zaragoza, sirva, además de para ratificar los importantes acuerdos que ya se han alcanzado entre las dos instituciones, para encauzar de manera constructiva las muchas discrepancias que mantienen

Lambán y Azcón tienen la obligación de entenderse y la responsabilidad de conseguir que ambas administraciones colaboren estrechamente en beneficio de los ciudadanos

Es seguramente inevitable que surjan motivos de fricción entre dos administraciones cuyas funciones, como es el caso del Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza, requieren a veces actuaciones conjuntas. Sobre todo cuando están regidas por partidos diferentes y por dos personalidades que están destinadas a protagonizar dentro de año y medio la contienda electoral. Algunas disputas se arrastran desde hace mucho tiempo, a veces con recursos en los tribunales que se eternizan, y otras nuevas han ido surgiendo. La función precisamente del Consejo Bilateral debe ser la de suavizar las tensiones y propiciar soluciones acordadas a los problemas, evitando transmitir a los ciudadanos la impresión de que cada institución va por su lado. Es bueno que los gobiernos autonómico y municipal hayan llegado a un acuerdo razonable sobre el convenio de financiación, que aportará en total 112 millones en cuatro años a las arcas del Consistorio. Pero Lambán y Azcón deben eludir la tentación de pretender elevar sus perfiles mediante la confrontación. Su obligación ante los zaragozanos y ante los aragoneses es conseguir una buena administración de los asuntos y de los recursos públicos. Y para ello, sin dejar de plantear las diferencias, es necesario que sepan acercar posiciones y encontrar fórmulas de colaboración que vayan en beneficio de la ciudadanía.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión