Opinión
Suscríbete

Opinión

Cartas al director de HERALDO: Las alianzas indígenas en la conquista de México

Por
  • Cartas al director
OPINIÓNACTUALIZADA 31/10/2021 A LAS 05:00
'Las alianzas indígenas en la conquista de México'
'Las alianzas indígenas en la conquista de México'
Pixabay

Las alianzas indígenas en la conquista de México

Resultan lamentables las declaraciones del presidente mexicano López Obrador o el venezolano Maduro cuando exigen que España pida perdón por el mal causado en Iberoamérica durante la conquista. 

Más ladino e incomprensible es que determinados sectores políticos españoles aplaudan declaraciones de este tipo, que lo único que pretenden es desprestigiar la labor de España en el Nuevo Mundo, superando en humanidad lo que hizo el bloque anglosajón, punto de origen de nuestra Leyenda Negra. Hace unos días cayó en mis manos un ejemplar del ‘Heraldo de México’ en el que un artículo firmado por Luis Carlos Sánchez, profesor en la Universidad Abierta de México, expone: "Los verdaderos vencedores del pueblo mexica no fueron los españoles, sino otros indígenas que tenían diferencias con ellos, que se rebelaron y que los derrotaron; como después sucedió también con los tarascos, los zapotecas, los chichimecas" (...) "Al pueblo Tlaxcala, …al cual la historia oficial calificó de traidor después de que contribuyó con Hernán Cortes a la conquista… también se unieron los totonacas, cholultecas, texcocanos y otras poblaciones que lograron sumar casi 100 mil guerreros, pueblos que vieron en la conquista una oportunidad para liberarse del yugo a que estaban sometidos por la Triple Alianza encabezada por Tenochtitlan". En el mismo artículo se informa de que de los cien mil hombres que logró reunir Cortés solamente uno de cada cien era español, y de que los pueblos aliados obtuvieron el respeto de sus gobernantes, y que no fueron sometidos ni a la esclavitud ni al tributo. Así pues, señor Andrés Manuel López Obrador, lea usted a su propia gente, que sabe de lo que habla, antes de hacer cualquier declaración. Y usted señor Maduro, esté mejor callado.

Lorenzo Solanas Forcén. Zaragoza

Sonreírle a la vida

Me sumo al homenaje que la nadadora paralímpica zaragozana Teresa Perales ha recibido en Oviedo al recoger el Premio Princesa de Asturias. Su encantadora e inspiradora sonrisa es la formidable respuesta, repetida diariamente, que esta mujer dio y da al accidente que, hace muchos años, la dejó para siempre en silla de ruedas. Plantó cara a su dolor y sufrimiento, aceptando ese duro golpe de la vida. Solo se vive una vez y ella decidió hacerlo a lo grande, eligiendo el agradecimiento por la vida, lo único y más importante, en vez de quejarse por lo mucho perdido. Su gesto natural y sencillo da más valor a su proeza, y es una llamada a vivir con dignidad, a no reblar ante los problemas. La vida siempre sonríe a quienes la sonríen, amarse y respetarse son los mejores antídotos contra las desgracias, una buena sonrisa las acaba superando, igual que puede vencer la maldad de quienes, por no quererse a sí mismos, no pueden querer a los demás. Gracias, Teresa.

Miguel Bretón Vallejo. Zaragoza

La mal llamada corrección política

Vivimos prisioneros de la mal llamada ‘corrección política’. Gobiernos, universidades, Poder Judicial e incluso el Ejército nos imponen un lenguaje estúpido. Utilizan el lenguaje como creador de ‘nuevas realidades’, atentando tanto al sentido común como al estético, persiguiendo a los que opinamos distinto. Lo que comenzó como cortesía se ha transformado en el intento de un control totalitario del pensamiento, de manera que muchos de nuestros compatriotas tienen miedo de expresarse y opinar según su conciencia. Estos pequeños dictadores carecen totalmente de sentido del humor. Viven siempre tensos y cabreados con el resto del mundo y desean que compartamos su malestar, en definitiva que entremos en su círculo de tensión absolutamente inútil y vacuo. No permitamos que sus problemas sean nuestros problemas. Decía Buda que "el dolor es inevitable, el sufrimiento opcional". ¡Déjennos en paz! Váyanse con sus tonterías a sus asambleas de paniaguados y disfruten (espero que por poco tiempo) de sus sueldos, diezmos y primicias de esta nueva religión de lo llamado ‘políticamente correcto’.

Pedro Morán Salvador. Zaragoza

Absortos en el móvil

Subo al autobús, saludo al conductor dando los buenos días, no me contesta, marco la tarjeta y avanzo al interior. Busco un asiento, no hay asientos libres y me quedo de pie en el pasillo. Me agarro a la barra. Observo a personas jóvenes absortas en su móvil. No miran al entorno, entretenidos con juegos, mensajes y tik tok. A veces ríen, a veces hablan con el aparato. Una madre con dos niños sube en la siguiente parada. Mira si encuentra un asiento vacante. El conductor arranca y conduce con agresividad, el autobús da vaivenes y frena en seco. El niño más pequeño se da un golpe en una de las barras. Los jóvenes no levantan la cabeza al oír llorar al niño y su madre maldice en silencio los aparatos. Luego calma a su hijo y le pide a la hermana que se haga cargo de él. Se refugian en un costado del autobús. A la madre le suena entonces su móvil en el bolso. Se apresura a cogerlo y habla un largo tiempo desatendiendo a sus hijos.

Pilar Valero Capilla. Zaragoza

Para unir pueblos

Una sugerencia que me gustaría que se llevara a cabo. He visto que en Cantabria hay muchos pueblos unidos por un carril bici o peatonal y me gustaría reivindicar un carril bici o peatonal para unir los pueblos de Magallón, Agón, Fréscano y Mallén. Como muchos pueblos de Aragón, pertenecen a esa España vaciada y sería una oportunidad para estar mas conectados y unidos.

Ángel García León. Agón (Zaragoza)

Carretera cerrada

Se van a cumplir cuatro años de la construcción de la carretera que va des La Almunia de Doña Godina, bordeando el pantano de Mularroya, hasta su cola y allí enlaza por la izquierda con la carretera que nos llevaría a Santa Cruz de Grío y Tobed y por la derecha a Morata de Jalón. Quiero preguntar a los ayuntamientos de La Almunia, Morata de Jalón, Santa Cruz de Grío y Tobed cuándo van a ponerse en contacto con el organismo responsable de abrir estos tres kilómetros de carretera y así evitar que los automovilistas tengan que coger la autovía para desplazarse a La Almunia de Doña Godina o viceversa, con el consiguiente peligro que conlleva. Y para más inri, la carretera está acabada y al no ponerla en funcionamiento acarrea diariamente problemas de movilidad y gasto de combustible innecesario.

Santiago Gimeno Val. Purroy de Jalón (Zaragoza)

Las cartas al director no deben exceder de 20 líneas (1.500 caracteres) y han de incluir la identificación completa del autor (nombre, apellidos, DNI, dirección y teléfono). HERALDO se reserva el derecho de extractarlas y publicarlas debidamente firmadas.

cartas@heraldo.es

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión