Opinión
Suscríbete

Opinión

Cartas al director de HERALDO: Por la reapertura de la vía Calatayud-Caminreal

Por
  • Cartas al director
OPINIÓNACTUALIZADA 20/10/2021 A LAS 05:00
Vieja estación de ferrocarril
'Por la reapertura de la vía Calatayud-Caminreal'
Laura Uranga

Por la reapertura de la vía Calatayud-Caminreal

Leo los avances para la creación de una relación directa Teruel-Madrid. Como aficionado al ferrocarril, me alegro de este logro. 

Pero no es la primera vez que Teruel ha tenido una relación directa con Madrid. En los años 50 a 70 ya circulaba un coche en el correo Teruel-Calatayud que iba por Daroca (en el tramo Calatayud-Caminreal se suspendió el servicio de viajeros en 1983, finalmente fue cerrado en 1985). Este coche, después se acoplaba a otro tren con destino Madrid Atocha. Luego no es correcto decir que en Teruel llevan 120 años esperando la conexión directa con Madrid, pues ya existió. Por otra parte, no entiendo por qué tiene que pasar todo por Zaragoza pudiendo recuperar el trazado entre Calatayud y Caminreal, ahorrando así unos 140 km. De Calatayud a Teruel, un tren de la serie 730 podría realizar el recorrido en aproximadamente una hora a velocidad punta de 160 km/h con paradas en Daroca y Calamocha. El 90% del trazado cerrado que discurre por el valle del Jiloca admite estas velocidades con pocas rectificaciones. Ni la plataforma en Defensa del Ferrocarril en Teruel ni Teruel Existe han reivindicado la reapertura de este trazado, parece que no les interesase. El Gobierno de Rodríguez Zapatero, cuando definió el trazado del AVE Madrid-Valencia por Cuenca en vez de Teruel, licitó un estudio informativo para la reapertura de este trazado. Nunca más se supo ni nadie se quejó. El Ayuntamiento y la comarca de Daroca han convertido la traza en un camino para bicicletas y peatones. Todo un engaño, ya que estas iniciativas no suelen ser focos de atracción turística, son usados por personas del entorno. Un cúmulo de despropósitos. Bilbilitanos, darocenses, y turolenses deberíamos juntarnos y luchar por la reapertura de este trazado.

Mario Peñalosa Morcillo. Calatayud (Zaragoza)

La asignatura de Religión Católica

Leo en HERALDO el día 6, algunas novedades que se van a introducir en la enseñanza de la religión católica en los colegios e institutos, y no puedo evitar mi perplejidad ante lo que creo un despropósito. No me extraña que haya niños de primera comunión que no se saben ni el Padre Nuestro. Leo textualmente: «Igualdad de las personas, respeto a las creencias y sentimientos de otros, convivencia democrática, cuidado del entorno...». Oigan, ¿en serio consideran estos temas materia de Religión Católica? ¿No encajarán más bien en la asignatura de Educación para la Ciudadanía? Ni que decir tiene que el católico cree en la igualdad de las personas, respeta a los demás y cuida de su entorno, faltaría más. Pero entiendo que la formación católica va mucho más lejos: llegar al conocimiento de Dios a través de la historia, conocer sus mandamientos, los orígenes del pueblo de Israel, Abraham, Moisés, los profetas, Jesucristo, san Pablo, tener un amplio conocimiento del Catecismo y de los inmensos tesoros espirituales que aporta la Iglesia de Jesucristo a quienes se deciden a seguirle, etc. Y una duda: ¿No nos estarán cambiando la religión católica de toda la vida por una nueva, poquito a poco, de forma solapada y sin que se note mucho?

Juan Pascual Mateo Gil. Zaragoza

Oferta y demanda de trenes

Me sorprendió que la reivindicación de los maquinistas de Renfe por la que hacían huelga fuera la recuperación de los trayectos suprimidos. Recordé la extraña excusa de la responsable del ramo para no recuperar uno de esos tramos, la prolongación a Alicante y Murcia, creo. Decía que se volvería a activar la oferta en función de la demanda y me surgió la duda: ¿cómo puede haber demanda si no hay una oferta previa? Un destino tan interesante y demandado como San Sebastián ha pasado de dos trayectos de ida y otros tantos de vuelta a ninguno. Por suerte, el autobús sí ha recuperado sus horarios habituales. Y la estación de autobuses en San Sebastián era una fiesta, no cabía un alfiler. Estuve a punto de perder el viaje, saliendo con una hora de antelación de casa. Y están los de la otra huelga; o ‘no huelga’, que ni se sabe lo que quieren ni cuándo la hacen o no. Perdí por poco un circular, el siguiente, a 10 minutos, estaba ya en la parada anterior, tardó varios minutos más de lo previsto en salir. Después, sin tráfico, a paso de burra cogiendo todos los semáforos en rojo (me explicaron que eso pasa cuando la velocidad no es la adecuada, por exceso o por defecto). Llegué por los pelos, correteando por la estación y porque sabía la dársena, que quedaba muy próxima a la rampa de bajada. Hoy hemos hecho el viaje en menos tiempo con un tráfico bastante intenso. Lo tengo muy claro, si la oferta sigue siendo tan mala, la demanda será solo para casos puntuales. No sé si los de Renfe tendrán algún algoritmo para calcular la demanda en función de las veces que entras en la página para buscar billete, pero, desde luego, resulta imposible viajar en un tren que no circula.

Juana Mary Lecumberri Romea. Zaragoza

Esperando la ambulancia

El pasado 21 de septiembre, mi madre recibió el alta médica en el hospital Miguel Servet de Zaragoza. La médico valoró trasladarla en ambulancia a la residencia de la tercera edad en la que vive. Nueve horas estuvimos esperando a que se produjera dicho traslado por parte de Transalud Aragón, una unión temporal de empresas formada por ambulancias Maiz y ambulancias Egara, que ganaron un macroconcurso el pasado año. ¿Por qué se privatiza un servicio esencial? ¿Por qué se otorga un concurso a dos empresas que no están enraizadas en nuestra Comunidad autónoma? Un maltrato para los pacientes y para los ciudadanos en general, cuyo dinero público favorece el lucro empresarial con el beneplácito del Gobierno de Aragón.

María S. García García. Zaragoza

Arriba el Telón

El 24 de octubre se estrena en Zaragoza, en el Centro Cívico Estación del Norte, la obra ‘Lalolilolialolialo’, de la compañía Arriba el Telón, a las 12. Arriba el Telón es la única compañía de teatro formada por personas con algún diagnóstico en salud mental, incluido su director, el actor y presentador Javi Martín, que se dio a conocer con el programa de televisión ‘Caiga quien caiga’. Es una ocasión excepcional. Acabamos de celebrar el día de la enfermedad mental y tenemos la oportunidad de apoyar a sus protagonistas. Está muy bien celebrar pero más aún apoyar y participar. Invito a todos a acercarse a esa realidad y comprobar, risas mediante, cómo el teatro se convierte en la pasarela a la sensibilidad con uno de los grandes retos de la sociedad que compartimos. No se lo pierdan. Las risas están aseguradas. Dos por uno.

Blanca Alonso Hernando. Zaragoza

Las cartas al director no deben exceder de 20 líneas (1.500 caracteres) y han de incluir la identificación completa del autor (nombre, apellidos, DNI, dirección y teléfono). HERALDO se reserva el derecho de extractarlas y publicarlas debidamente firmadas.

cartas@heraldo.es

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión