Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

en nombre propio

Orthographia kastellana

Por
  • David Serrano-Dolader
OPINIÓNACTUALIZADA 09/10/2021 A LAS 05:00
¿Te consideras un experto en ortografía?
'Orthographia kastellana'
freepik

No se me asuste el dilecto lector, que no escribiré aquesta columna en antiguo castellano.

A mí me parece razonable y pertinente defender que las faltas de ortografía siguen siendo criticables. Sin ser un policía del idioma (se lo juro a vuesas mercedes), tampoco me uno a la ola de minusvalorar su importancia.

En las últimas semanas he mantenido algunas polémicas en redes sociales con compañeros que, aun impartiendo materia de Lengua castellana, se unen a la moda –que lo es– de minimizar la importancia del bien escribir. Planteo una encuesta sobre si un alumno de primero de Hispánicas que ha hecho un examen de notable (por contenidos) debe recibir tal nota aunque ha cometido cinco faltas de ortografía graves. Respuestas: 19% le daría notable, 45,5% le otorgaría el aprobado, 35,5% lo suspendería. Lo preocupante es que algunos colegas están tan convencidos de la banalidad ortográfica que recorren solos los cerros de Úbeda. Una profesora y buena amiga me contesta: "La universidad es especialidad y, si mi asignatura es XXX, examino de ello y no tengo por qué bajar puntos por ortografía". Seré un sentimental, pero me quedo triste y reflexivo (aunque conservo la amiga).

Cierto es que resulta mucho más grave no saber redactar un texto con un mínimo de coherencia y cohesión que colar una h en ‘exuberante’ (sea ‘exhuberante’, sea ‘hexuberante’; que de todo vemos) pero de ahí a ‘vendecir herrores’ hay un trecho sin provecho.

Como diría el loco: el que sin tino escribe… ¡su torpeza exhibe!

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión