Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

Opinión

Placas y regadío

OPINIÓNACTUALIZADA 08/09/2021 A LAS 05:00
Las placas solares que se utilizaban para dar luz a la aldea.
'Placas y regadío'
Rafael Gobantes

En agosto de 1896, Binéfar fue escenario de un mitin multitudinario que fue definitivo para el futuro de la zona oriental de la provincia de Huesca. 

Estas comarcas, entonces con cultivos de secano y situadas entre los ríos Cinca y Segre, llevaban catorce años con una intensa sequía, lo que provocó una crisis agraria que hubiera llevado a la emigración masiva de sus gentes si no había otra salida.

El 9 de agosto de 1896 se concentraron en Binéfar miles de personas y de ahí surgió el impulso necesario para el Canal de Aragón y Cataluña, que hoy riega más de 100.000 hectáreas de la comarca oscense de La Litera y de otras comarcas vecinas aragonesas y catalanas. Este sistema de riegos, junto con el próximo de Riegos del Alto Aragón, supuso cambiar la vida económica de la zona oriental de Huesca, convirtiéndola en uno de los territorios con mayor vitalidad de Aragón y haciendo posible también la futura implantación de industrias de todo tipo. La vitalidad y la densidad de población de Aragón sigue las manchas verdes del regadío. Donde hay agua hay vida. Por eso el apoyo a los planes de extensión y mejora de los regadíos debe ser prioritario. Como botón de muestra, ese grupo de agricultores de la zona de Fraga que no apoyan futuros regadíos ante la expectativa generada por parques solares. Bienvenidas las infraestructuras de energías renovables, pero en terrenos adecuados para ese destino y donde no sea a costa de renunciar al regadío.

Hay posibles proyectos de placas solares en 1.200 hectáreas, cerca de suelos, como las 2.700 hectáreas de los regadíos sociales de Les Puntes, que van a ser transformados. Unos 30 agricultores desean abandonar el proyecto y han presentado recurso de alzada a las bases de la concentración parcelaria. Prefieren esperar a las iniciativas energéticas. No parece que este sea el camino. El regadío es la mejor opción para generar economía y asentar población. Quienes han optado por el regadío ya anuncian un recurso para poner coto a la proliferación de instalaciones fotovoltaicas.

En ese sentido el comportamiento de algunas empresas no es precisamente ejemplar. Iberdrola está siendo investigada por vaciar embalses con el objetivo, según vecinos de las regiones afectadas, de producir electricidad y aprovechar el actual precio de la luz.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión