Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

Vuelta a estadios y pabellones

Por
  • Editorial
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 25/06/2021 A LAS 05:00
Estadio de La Romareda, donde este domingo se despide la liga 20-21.
Estadio de La Romareda.
HA

El público volverá a los estadios de fútbol y pabellones de baloncesto cuando comience la próxima temporada. Así se ha decidido en el Consejo de Ministros extraordinario. Con el regreso de los aficionados, los clubes recuperarán una gran fuente de ingresos que se ha visto afectada en el último año y medio porque la pandemia ha obligado a jugar los partidos a puerta cerrada. Se trata, pues, de una noticia positiva para todo el mundo del deporte, empezando por los ciudadanos. Aunque siempre es complejo el combinar con acierto la imprescindible prudencia con la paulatina relajación de las restricciones, todos y cada uno de los progresos en el camino hacia el final de la pandemia son motivo de satisfacción.

El real decreto aprobado por el Consejo de Ministros que modifica la ley de nueva normalidad del verano pasado suprime el artículo 15.2 de esta normativa y, por tanto, se vuelve «a la normalidad en cuanto a la afluencia de público para el comienzo de la Liga de fútbol y de la ACB». Se suma a la relajación del uso de las mascarillas en los espacios abiertos, que entrará en vigor mañana. A pesar de la luz verde del Gobierno, todavía está por ver si las comunidades autónomas, la Liga o los clubes acuerdan alguna medida para escalonar el regreso de los aficionados, con el objetivo de evitar contagios, especialmente teniendo en cuenta que el regreso a los estadios será tras el verano, una época de especial movilidad de la población.

La vuelta del público permitirá que los clubes recuperen una gran fuente de ingresos que evitará que algunos desaparezcan. La situación financiera de algunos equipos de fútbol, baloncesto y otros deportes es hoy angustiosa. Su viabilidad es imprescindible. Hay que reivindicar los espectáculos deportivos no solo como un sector económico, sino también como artífice de ese valor añadido que construye el estado emocional de un país.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión