Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

Opinión

Cartas al director de HERALDO: 'Pauta de vacunación y consentimiento informado'

Por
  • Heraldo de Aragón
OPINIÓNACTUALIZADA 30/05/2021 A LAS 05:00
Viales de Astra Zeneca.
''Pauta de vacunación y consentimiento informado'
Marcelo del Pozo

'Pauta de vacunación y consentimiento informado'

El plan de vacunación para los menores de 60 años que hayan recibido la primera dosis de Astra Zeneca es, según el Ministerio, el siguiente: la segunda dosis será de Pfizer, pero tendrán la opción de rechazarla y elegir otra dosis de Astra Zeneca, siempre y cuando firmen un consentimiento informado donde se explicarán los riesgos. 

Dicho protocolo cuenta con las bendiciones del Comité de Bioética. Resulta chocante que se deba firmar dicho documento tan solo si se empecina uno con repetir dosis de Astra Zeneca, cuando precisamente esa pauta de vacunación (Astra Zeneca+Astra Zeneca) está avalada por las agencias del Medicamento tanto europea como española; y que no se obligue a firmarlo cuando se mezclan Astra Zeneca y Pfizer, cuando el propio Comité reconoce que, a día de hoy, no existe ese aval. E igualmente chocante es el documento a firmar como consentimiento informado, puesto que el consentimiento, para que sea real y libre, exige disponer de toda la información, y dicho requisito choca con la mención del texto propuesto respecto a que en relación a los riesgos existentes «existe aún algo de incertidumbre, estando en marcha varios estudios para analizar en mayor profundidad porqué tienen lugar», lo que demuestra que falta información, viciando el consentimiento así prestado. Como corolario, debemos ser conscientes de que la situación pandémica se torna difícil de gestionar, para los ciudadanos y para los responsables políticos y médicos; pero también, de que dicho consentimiento no exime de responsabilidad a nadie y que por lo tanto, si se produce un daño, habrá de determinarse si hay responsabilidad o no; sin que dicho consentimiento se pueda convertir en valladar para establecer las responsabilidades que pudieran surgir.

Diego León Guallart Ardanuy. ZARAGOZA

'Que vuelvan los septiembres'

Hago este escrito para protestar por la retirada de los septiembres. A los niños que van bien les ha supuesto que prácticamente desde Semana Santa no han parado de tener exámenes, y el mes de mayo, lleno de exámenes todas las semanas. Eso les supone no ir al día con las asignaturas, estudiar cada examen prácticamente de nuevas, y bajar la media de notas y posiblemente del curso, porque la evaluación termina a principios de junio. Hasta el 21 tienen que ir a clase... Para los que van a recuperar, estas comienzan una semana después de la evaluación. Con el cansancio de fin de curso, me resulta imposible pensar en sacarse una asignatura completa en estas condiciones. Les pido por favor que vuelvan los septiembres. Lo de este año perjudica a todos.

Susana Omist. ZARAGOZA

'Luna y la humanidad'

Cuando un comentario se hace viral, no solo en redes, también en el boca a boca, lo que no podemos permitir, dada su naturaleza cercana al insulto, es dejarlo pasar como una mera anécdota. Hay momentos en los que las siglas, los colores, los bandos no tienen nada que ver con una realidad humana. Lo ocurrido con Luna, voluntaria de la Cruz Roja, es un ejemplo de humanidad que no puede ser empañada por comentarios racistas, obscenos e intransigentes como el que todos conocemos. Esto no va de encontronazo o de plantar odios, ni postulados para conseguir réditos varios, va de entender que hay gente a la que debemos ayudar, sin mirar colores, razas, orígenes ni edades. Se trata de personas y si alguien no lo ve así, tiene un verdadero problema. Luego vendrá todo lo demás, las formas de actuar con esas personas. El desprecio con el que se ha tratado por parte de quienes piensan construir un modo de vida a su medida, cargado de odio, creo que no es lo que la gente en general desea. ¿Qué palabras ponemos a su vez para el Guardia Civil de los GEAS que, peligrando su vida, salva a varios migrantes del mar? Esa foto que lo muestra salvando a un bebé es un acto valiente que casi queda anulado por comentarios dirigidos a Luna. Para ambos, el orgullo de ser personas íntegras, en las que fijar nuestras miradas con respeto y orgullo, siendo ejemplos enormes, representando a muchos más como ellos. El caso es que habría que ir reivindicando y explicando despacito el uso del concepto ‘libertad de expresión’, muy confundidos últimamente sus términos. Lo otro es expulsar por la boca libertinajes dialécticos que, además, crean división. Y ocurre que no, que no vale todo.

Fermín Alonso López. ZARAGOZA

'Cantar en la iglesia'

¿Cuándo vamos a poder cantar en misa? Ya se ha levantado el toque de queda, ya hay mucha gente vacunada, ya se pueden hacer más conciertos, se abre el turismo... Y solo en Aragón está prohibido cantar en las iglesias (incluido un solista en la Basílica del Pilar), aun con mascarilla, distancia de seguridad y gel en la entrada. ¿Cuándo van a levantar esta norma?

Soledad Bestuer San Juan. ZARAGOZA

'Tranvía y educación'

Soy usuario asiduo del tranvía de Zaragoza. Mi comentario está relacionado con el mal uso de los asientos. No se respetan los asientos destinados a personas mayores con problemas de movilidad, salvo pocas excepciones. Lo que quiero resaltar es el uso indebido e inadecuado de asientos por niños, que la mayoría de ellos están exentos de pago por su edad, cuando hay personas mayores que tienen que viajar de pie. Este hecho es consentido y animado por sus mentores que les acompañan, impidiendo que otras personas con problemas por su edad puedan sentarse. De muy pequeño, mi madre me enseñó que debía ceder mi asiento en tranvía o autobús a una persona mayor; ahora, eso se ha perdido. Salen los niños de los colegios y luchan para conseguir un asiento, como si les fuera la vida en ello. Posiblemente sean los mismos que cuando van a un restaurante no pueden estar sentados mientras comen. La educación se aprende en casa, a los colegios se va educados.

Ángel Juan Pérez. Zaragoza

Atención impecable

A la familia de María Pilar Gutiérrez Carné nos gustaría expresar nuestra gratitud al personal médico y sanitario que atendió a nuestra madre en la planta 5ª, de Cardiología, del Hospital Miguel Servet durante las tres semanas que estuvo allí ingresada. Finalmente, por la evolución de su dolencia, falleció, pero el trato profesional y humano que recibió ella, y también nosotros, durante ese tiempo nos pareció impecable y supuso una gran ayuda. Merece una mención especial el doctor Juan Pablo Gomollón, pero fue todo su equipo, médicos, enfermeros, auxiliares, etcétera, el que se volcó con nuestra madre. Quede constancia de nuestra gratitud.

Blanca Anadón Gutiérrez. ZARAGOZA

Las cartas al director no deben exceder de 20 líneas (1.500 caracteres) y han de incluir la identificación completa del autor (nombre, apellidos, DNI, dirección y teléfono). HERALDO se reserva el derecho de extractarlas y publicarlas debidamente firmadas.

cartas@heraldo.es

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión