Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

Opinión

Madrid en campaña

Por
  • EDITORIAL
OPINIÓNACTUALIZADA 19/04/2021 A LAS 05:00
La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en un acto de precampaña.
La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en un acto de precampaña.
Isabel Infantes / Europa Press

Las elecciones anticipadas del 4 de mayo en la Comunidad de Madrid, cuya campaña oficial comenzó ayer, son trascendentes para las fuerzas políticas y sus líderes no solo por lo que representa Madrid, sino también por las repercusiones que pueden tener en el panorama político nacional, sobre todo en caso de un posible adelanto de las generales a 2022. 

Pero, por otro lado, introducen un nuevo factor de tensión y enfrentamiento, en un contexto ya muy áspero y en un momento muy poco oportuno, en el que los partidos debieran buscar fórmulas transversales de colaboración

Con seis fuerzas políticas principales aspirando a tener representación parlamentaria y a participar en la formación del ejecutivo, en la noche del 4 de mayo el recuento de éxitos y fracasos puede influir de manera importante en los liderazgos y en las estrategias. Para el Partido Popular, es casi indispensable mantener el gobierno autonómico, reforzando a la vez los perfiles políticos de Isabel Díaz Ayuso y de Pablo Casado. Para el PSOE, cogido a contrapié por el adelanto electoral, volver a gobernar en Madrid sería un triunfo, pero seguramente no es una necesidad, y quizás por eso desde la Moncloa no se tiene empacho en socavar la campaña de Ángel Gabilondo. Para Podemos y, sobre todo, para Ciudadanos, el reto es existencial, un fuerte varapalo en Madrid les abriría también la puerta del abismo en el panorama nacional. Pero más allá de la pugna partidista, lo cierto es que los comicios madrileños llegan en un momento en el que la pandemia está lejos de haber sido vencida, y en el que el esfuerzo para contener el virus, vacunar a la población y encarrilar la recuperación económica debiera centrar la atención de los dirigentes políticos y moverles a establecer cauces para una colaboración leal. La distorsión que introduce una campaña electoral, agudizando la polarización y exacerbando los enfrentamientos no supone la mejor receta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión