Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

Opinión

Ramón y Cajal, otra oportunidad perdida

OPINIÓNACTUALIZADA 09/04/2021 A LAS 05:00
Exposición Cajal en el Museo de Ciencias Naturales del CSIC
Ramón y Cajal, el científico español más relevante de la historia
CSIC

La oportunidad más evidente de crear un gran museo científico en España basado en el legado de un personaje tiene un nombre: Santiago Ramón y Cajal, el único Nobel de ciencia español que se hizo merecedor del premio por su trabajo en este país, cuyos descubrimientos marcaron un hito en todo el mundo que sigue apreciándose hoy y que dejó una colección de más de 28.000 objetos. 

En Madrid llevan años mareando la perdiz con el tema y se ha perdido hace bien poco la posibilidad de hacer realidad este museo en el palacete de la calle de Alfonso XII donde Ramon y Cajal vivió sus últimos años hasta morir en 1934, en cuyo sótano se encontraba su laboratorio. En 2019 fue transformado este edificio en uno de viviendas de lujo, que apenas conserva del original la fachada. Ahora se trabaja en la capital tanteando dos posibles sedes alternativas, el Instituto Cajal o el Museo Nacional de Ciencias Naturales, con el objetivo de que este año esté listo un proyecto de musealización y de que se materialice antes de que termine la legislatura, según el compromiso del ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque. Veremos.

Lo seguro es que no será en Aragón, donde, en lugar de aprovechar tantos años sin avances en Madrid para llevar adelante la idea desde aquí, se ha dejado pudrir cualquier opción de amarrar en su tierra la memoria del padre de la neurociencia. Por ejemplo: está a punto de expirar sin fruto alguno, el próximo mes de julio, el convenio de 2017 entre el CSIC y el Ayuntamiento de Huesca para establecer en esta ciudad un espacio expositivo permanente sobre la figura de Ramón y Cajal, y que también contemplaba otras actividades como la organización de muestras temporales, charlas o cursos. Y no es ese consistorio la única administración pública aragonesa que se ha puesto de medio lado en esta cuestión. La falta de pulso cultural y de ambición en la reafirmación de lo propio vuelven a quedar patentes. Otra ocasión de desarrollo con una base firme que se pierde.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión