Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

Opinión

El espejo marciano

OPINIÓNACTUALIZADA 26/02/2021 A LAS 02:00
Nuevas imágenes de Marte en HD
Nuevas imágenes de Marte en HD
NASA/JPL-Caltech HANDOUT

Galileo intuyó su existencia, pero nunca llegó a ver Marte. El ser humano sigue desentrañando sus misterios, que no son pocos. Por algo ha cuajado el apelativo de ‘marciano’ para referirse a lo extraño o inexplicable.

La última pica puesta en el planeta rojo ha sido el rover Perseverance. Antes de su aterrizaje, el Curiosity y otras investigaciones de la NASA habían dado pistas sobre el planeta de superficie teñida por el dióxido de hierro. Y entre los conocimientos que ha aportado su estudio destaca su paralelismo con la Tierra. Un parecido que se cree fue mayor hace 4.000 millones de años, cuando Marte no era el árido desierto sembrado de piedras, cantos y bloques que es ahora. Todo apunta a que entonces su atmósfera era compatible con la vida y tenía agua abundante. Pudo ser un cambio climático lo que dio al traste con este planeta cuyo año dura 320 días.

El helicóptero Ingenuity que ha viajado en el vientre del Perseverance está preparándose para protagonizar la primera incursión de un vehículo humano en los cielos de otro planeta. Será después de que el brazo robótico de Perseverance dé su primer paseo, corto, por la superficie marciana: cinco metros para adelante, cinco para atrás.

Son momentos trascendentes en la exploración espacial que servirán para conocer mejor la historia geológica y condiciones atmosféricas de Marte. Las indagaciones del rover y los equipos que han viajado con él, incluido el instrumento español MEDA, permitirán tomar decisiones en la Tierra, su planeta espejo. Aunque si no aprendemos las lecciones que nos da nuestra propia historia, como para hacer caso a las de Marte. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión