Despliega el menú
Opinión

Opinión

Presupuestos para la recuperación

Por
  • Heraldo de Aragón
OPINIÓNACTUALIZADA 31/12/2020 A LAS 02:00
El pleno de las Cortes de Aragón durante la sesión en la que se aprobaron los Presupuestos.
El pleno de las Cortes de Aragón durante la sesión en la que se aprobaron los Presupuestos.
José Miguel Marco

Los Presupuestos que ayer aprobaron las Cortes de Aragón han de ser una herramienta fundamental para que la Comunidad haga frente a la pandemia y a sus secuelas en 2021. Es positivo que, a pesar de las dificultades, hayan sido elaborados a tiempo; y cuentan además con el impulso que supone el voto favorable de una muy amplia mayoría de la Cámara. El reto será poder cumplirlos, en un contexto marcado por un alto grado de incertidumbre.

Con un monto de 7.454 millones de euros, los Presupuestos de Aragón para 2021 alcanzan la cifra más alta de la historia y suponen un fuerte incremento, el 15,27%, respecto a los de 2020. La emergencia sanitaria, sus secuelas sociales y económicas y la necesidad de reactivar la actividad productiva están obligando a las administraciones públicas en todos los países a incrementar sus gastos y a endeudarse, y lo mismo ocurre en la Comunidad. No hay que perder de vista, sin embargo, que, a medio plazo, habrá que volver a una mayor estabilidad presupuestaria, como ayer le recordaron al Gobierno desde la oposición. El incremento del gasto se apoya en la llegada de fondos europeos y en una esperada mayor aportación del Estado, pero los ingresos fiscales dependerán en gran medida de la propia evolución de la enfermedad y de las medidas necesarias para controlarla, por lo que resultan inciertos, lo que podría obligar a modificaciones en las Cuentas. 

Es un buen aval que unos Presupuestos tan trascendentes, en un momento tan complicado, nazcan con el amplio respaldo que suponen 48 de los 67 escaños de las Cortes, sumando a los del Gobierno cuatripartito los de Ciudadanos e IU. Proteger a la población e impulsar la economía son los objetivos a los que han de servir prioritariamente el próximo año las Cuentas públicas y ello supone una exigencia especialmente rigurosa de hacer un uso eficiente de los recursos, de manera que la sociedad aragonesa pueda superar la difícil etapa de la pandemia.

Etiquetas