Despliega el menú
Opinión

la firma

Necesitamos al PSOE

ACTUALIZADA 17/09/2020 A LAS 01:00
Opinión
'Necesitamos al PSOE'
Krisis'20

Pilar Cernuda describía el pasado 12 de septiembre en la ‘Página 2’ de HERALDO la "Falta de dignidad" de quienes "bailan el agua a un presidente que no merece elogio". Para ello, incluía una descripción de ‘pedro sanchez’ demoledora y, al mismo tiempo, reveladora de la tragedia a la que nos aboca. Las mentiras de ‘sanchez’, su falta de palabra y su amiguismo crónico son una forma de corrupción de nuestra democracia que afectan estructuralmente a nuestra sociedad. En pocas líneas, Pilar Cernuda dejaba claro que la falta de experiencia de sus enchufados y la "pésima gestión de Gobierno" nos ha llevado "a los españoles a una situación angustiosa en lo sanitario y lo laboral". Y con esas palabras se suma a los incontables diagnósticos que no van a servir para cambiar nada. Acierta en el análisis y en la crítica, pero ahí se queda y ahí nos quedaremos.

Estamos en un momento trágico de nuestra historia.

Por mucho que coincidamos en resaltar las contradicciones, la falta de verdad y los problemas crecientes de esta España nuestra, con eso no se cambiará nada. No es suficiente constatar lo evidente. Para salir del callejón sin salida en el que nos ha metido ‘sanchez’, se ha de producir una catástrofe descomunal, un golpe de suerte o una implosión en su aritmética parlamentaria. Y si lo primero no nos conviene para nada al conjunto de la ciudadanía, lo segundo es hartamente improbable y lo tercero todavía más. Estamos en un momento trágico de nuestra historia. La coalición del PSOE de ‘sanchez’ con Unidas Podemos resistirá porque los implicados están dispuestos a cualquier cosa con tal de permanecer en el poder. Están dispuestos a mantenerse donde están aunque el precio sea esquilmar las arcas públicas e hipotecar el futuro de todos.

Además, a esta tragedia se ha de añadir la falta de una alternativa solvente capaz de contrarrestar esa ineficiente gestión y, lo que es peor, los desmanes éticos y morales de este gobierno de coalición. Pese a quien pese y pese a que me pese, en estas circunstancias no hay alternativa fuera del PSOE. Aquella Izquierda Unida de Francisco Frutos y otros como él se ha disipado. El liderazgo del Pablo Manuel Iglesias ha reducido a cenizas las ilusiones de una nueva política en el lado de Podemos. El desencanto que ha generado su liderazgo autoritario ha provocado el derrumbe de las esperanzas depositadas por muchos en ese proyecto transformador de la sociedad nacido del 15M. A su vez, el Partido Popular que lidera Pablo Casado en este momento está tan lastrado por su historia reciente y por sus batallas intestinas que es muy complicado que de ahí salga una alternativa. Como tampoco se encuentra nada sano en lo que ofrece Santiago Abascal y su tropa. En lo que afecta a nuestro país, a Aragón, ni el PAR ni CHA pintan nada a la hora de echar a ‘sanchez’ de la Moncloa. Haría falta más aragonesismo del que tenemos.

Son las gentes del PSOE las que tienen la oportunidad y el deber de sacarnos de este atolladero.

La única alternativa para salir de esta dinámica destructiva creada por ‘sanchez’ está en el propio PSOE. Son las gentes del PSOE las que tienen la oportunidad y el deber de sacarnos de este atolladero. Es la militancia del PSOE la que tiene que rescatarnos de este desastre. Nunca me imaginé a mí mismo pensando que el PSOE sería la solución a nada. Pero son quienes están dentro del partido y de su organización quienes tienen que dar la vuelta a la lógica implantada por su secretario general. Si hay en el PSOE socialistas de palabra, personas que cumplen con lo que dicen, que no aceptan la mentira sistemática y están comprometidos con la democracia construida sobre los pilares de la Constitución de 1978, tienen que dar un paso al frente.

Los hechos nos muestran a un político amoral y sin principios cuyo único rumbo es perpetuarse.

Todos sabemos que es muy difícil enfrentarse desde dentro de un partido a quienes tienen el control de la organización. Pero es mucho peor ver cómo se está desmoronando el edificio democrático y no hacer nada para apuntalar sus pilares principales. Hay que reconocer que ‘sanchez’ es un político superlativo, dotado de unas habilidades excepcionales para ‘resistir’ y conseguir que su ego quede por encima de todas las cosas. Los hechos nos muestran a un político amoral y sin principios cuyo único rumbo es perpetuarse. Necesitamos al PSOE para que nos saque de esta. En sus filas tienen a hombres y mujeres de mucha valía, con inteligencia y capacidad para cambiar el rumbo de esta España que ahora naufraga.

Etiquetas