Despliega el menú
Opinión

Opinión

Reactivación turística

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 14/06/2020 A LAS 02:00
Pablo Oliver y sus amigos, a punto de inicial el descenso en rafting por las aguas bravas del Gállego.
Pablo Oliver y sus amigos, a punto de inicial el descenso en rafting por las aguas bravas del Gállego.
Alicia Ferrer Goded

El sector turístico del Pirineo y de las otras zonas típicas de la Comunidad ha empezado a reactivarse con la primera oleada de visitantes que le ha llegado este fin de semana, el primero de la fase 3, que permite ya la circulación entre las tres provincias. En Aragón, un territorio menos dependiente de los visitantes extranjeros que la costa y más centrado en el turismo regional y nacional, las perspectivas son alentadoras, pero hace falta promoción y buena organización. El turismo local puede recuperar el pulso si se garantiza la seguridad tanto de los vecinos como de los viajeros.

El Pirineo y la sierra de Teruel comienzan a tener, en el plano turístico, el aspecto típico de un buen mes de junio. En los principales enclaves altoaragoneses ya se vieron ayer terrazas llenas, restaurantes con el cartel de completo, alojamientos de turismo rural y segundas residencias con una alta ocupación y rutas senderistas con mucha afluencia. Estos indicadores permiten a los empresarios empezar a respirar después de tres meses de ahogo económico por el confinamiento. Ahora, las miradas están puestas en el próximo 21 de junio, cuando ya estará permitida la movilidad entre todas las autonomías sin limitación alguna. La clave para recuperar a los visitantes está en una buena organización, con normas claras, y en la coordinación entre las administraciones y las empresas del sector.

Una estrategia sensata es incentivar en primer término el turismo de proximidad, es decir, el flujo desde las comunidades próximas que, además, por regla general, tienen condiciones similares de control de la covid-19. En la medida de lo posible, el retorno de la normalidad turística en Aragón debería acompasarse con el que ya han planeado otras autonomías vecinas. Pero con el criterio fundamental de que importa más garantizar la seguridad sanitaria que apresurarse por competir con otros destinos.

Etiquetas