Despliega el menú
Opinión

Opinión

Aragón: unidad, esfuerzo y esperanza

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 23/04/2020 A LAS 02:00
La bandera de Aragón con su escudo.
La bandera de Aragón con su escudo.
Heraldo.es

Aragón celebra hoy de forma muy excepcional la festividad de su patrón y también el Día del Libro. El ímprobo esfuerzo sanitario contra el Covid-19 y el confinamiento trastocan las celebraciones en las calles y en las instituciones. La Comunidad, como el resto de España y buena parte del mundo, se enfrenta a una de las crisis más graves de las últimas siete décadas. La labor heroica de muchos ciudadanos está consiguiendo doblegar la curva de contagios. Cuando la pandemia remita, nos enfrentaremos a la tarea de reactivar la economía de la región y el país. El compromiso de actuar unidos que se recoge hoy en las páginas de HERALDO (con partidos e instituciones, alcaldes y colegios profesionales, patronal y sindicatos) es el mensaje esperanzador de que trabajando todos juntos saldremos adelante.

El 23 de Abril de 2020 figura en el calendario como un nuevo Día de Aragón, como otro San Jorge festivo en el que las calles se deberían llenar de ciudadanos alegres y confiados. Pero este año será diferente. El coronavirus ha paralizado o trastocado la vida de casi toda la humanidad. Habría que remontarse muchos años atrás para hallar una coyuntura de incertidumbre global comparable a la de ahora. Por eso hoy más que nunca hay que recordar a las víctimas del virus, sobre todo a los mayores, con quienes la enfermedad se ha cebado con especial saña. La sociedad no debe olvidar tampoco la lección de compromiso, generosidad y excelencia que está recibiendo de todo el personal sanitario y de otros sectores esenciales. Quizás lo peor de la crisis hospitalaria haya quedado ya atrás. Las cifras de contagios y defunciones describen, con ocasionales excepciones, una curva descendente. No obstante, lo ocurrido nos ha revelado debilidades asistenciales y deficiencias de gestión que hay que subsanar para que un posible rebrote nos coja mejor preparados.

Aragón, al igual que ocurre en otros muchos territorios, se enfrenta a una situación muy compleja a causa del Covid-19. La pandemia pasará, pero el precio a pagar por vencerla será alto en vidas, angustia y también en términos económicos. Ya es seguro un agudo desplome del PIB en este año. En consecuencia, hay que reactivar y estimular de inmediato la economía para limitar los daños, como ya se está planeando con el liderazgo del Gobierno de la Comunidad y la colaboración de todos los grupos políticos y agentes sociales. Es evidente que, en este contexto tan complicado, el acuerdo básico entre todos los actores es una prioridad. Y Aragón de nuevo está dando muestra de que es tierra de pactos, de esfuerzo y de solidaridad.

Etiquetas