Despliega el menú
Opinión

Opinión

Mentecateces

ACTUALIZADA 08/12/2019 A LAS 02:00
Batet y Llop en el izado de la bandera.
Batet y Llop en el izado de la bandera.
EFE

Los aficionados a ciertas cosas, sean los relojes, las armas o el vestuario de época, detectan gazapos cinematográficos que difícilmente serán advertidos por el público en general. Internet rebosa de implacables cazadores de fallos en las producciones cinematográficas. Según lenguas, se los llama ‘goofs’ (mentecateces, boberías); ‘gaffes’ (meteduras de pata) o gazapos (coladuras, descuidos). Los aficionados a la Antigüedad tienen una tarea ingente por delante, por la cantidad incalculable de especímenes, a menudo horripilantes, con que cuenta el género ‘peplum’. Se aportan aquí algunos apuntes sobre cintas muy famosas.

En ‘2001. Una odisea del espacio’ (Kubrick, 1968), tan admirable, se ve, no obstante, un esqueleto moderno en un contexto anterior al ‘homo sapiens’.

En la brillante ‘Ben Hur’ (Wyler, 1959), el jeque árabe Ilderim, dueño de los cuatro portentosos caballos blancos que vencerán en la carrera contra el romano Mesala, obsequia a su auriga con una estrella de David, símbolo judío no atestiguado antes del Medievo.

En la sugestiva ‘Ágora’ (Amenábar, 2009), la joven y atractiva Hipatia está lejos de tener los entre 45 y acaso hasta 61 años de la filósofa que fue muerta por los cristianos exaltados en el 415, cuando, por cierto, la Biblioteca de Alejandría creada por los faraones macedonios hacía, muy probablemente, ya siglo y medio que había sido destruida por las tropas del emperador Aureliano.

En ‘Gladiator’ (Scott, 2000) hay cientos (sic) de errores, según los cazadores de internet, pero no parece que nadie haya dado cuenta de dos muy gruesos.

Uno de ellos se advierte (se puede advertir, mejor dicho) cuando el emperador Cómodo mantiene su inventado y traicionero combate singular con el no menos inventado general Máximo Hispano, al que apuñala previa y alevosamente, a escondidas del pueblo vociferante. El césar va ataviado con una pieza que, para entonces (192 d. C.), debía de estar roñosa, si es que alguna vez existió como objeto real: la coraza que luce la estatua del Augusto de Prima Porta. Esa armadura tendría cerca de doscientos años.

El segundo error está en el trono del déspota, cuyo respaldo casi reproduce el sello presidencial de EE. UU. Alrededor del águila jupiterina, aparece el nombre del emperador, lleno de pifias que, al estar en latín, no han sido capturadas por los minuciosos cazadores de faltas que pueblan internet. Se ve que no cunde entre ellos el amor por las lenguas clásicas. Cómodo, el desequilibrado hijo y sucesor de Marco Aurelio, emperador filósofo– usó un montón de nombres oficiales en su vida; desde el más sencillo –Marco Aurelio Cómodo Antonio Augusto– hasta el inacabable de Lucio Aelio Aurelio Cómodo Augusto Hercúleo Romano Exsuperatorio Amazonio Invicto Félix Pío, compuesto por una docena de vocablos en los que evocaba, entre optras cosas, a su padre (Aurelio), al extinto y añorado emperador Adriano (Elio) y al fundador mismo del Imperio (Augusto). En el sello peliculero se lee una cosa rara, en la que, además de alternar las uves con las inexistentes úes romanas (Commodus, y no Commodvs, como debería ser), hay abreviaturas indescifrables que no corresponden a nada que sea congruente con un sello o nombre imperial. Por ejemplo, F. M. (probablemente corrupción de P. M., pontífice máximo) o deformaciones del patronímico como AVRP, que es una arbitrariedad gratuita del todo.

Otras mentecateces

También hay buena caza en pantalla, de no ficción. Las piezas son tan inolvidables como el romano con zapatillas de tenis en ‘Espartaco’ (Kubrick, 1960):

«He autorizado contactos con el entorno del movimiento vasco de liberación» (J. M. Aznar, septiembre de 1998).

«Estamos manejando dinero público y el dinero público no es de nadie» (Carmen Calvo, mayo de 2004).

«A mí no me gusta que me digan ‘no puede ir usted a más de tanta velocidad’» (J. M. Aznar, septiembre de 2010).

«Aquellos que tienen una visión de España uninacional ¿qué quieren decirnos?, ¿que solamente se puede ser español en la nación española»? (Pedro Sánchez, septiembre de 2017).

«En la Universidad de La Almunia está funcionando muy bien Ingeniería Mecatrónica y un nuevo grado permitiría que se generara un ecosistema con un potencial potente». (Maru Díaz, noviembre de 2019).

Podemos y el PNV traman la autodeterminación vasca: para disimular, la llamarán ‘consulta habilitante no vinculante’. (Diario Vasco, diciembre de 2019).

«Creo que he intentado ejercer el cargo con responsabilidad» (Meritxell Batet, diciembre de 2019).

‘Creo que he intentado’: muy bueno, de veras. Según Popper, es una afirmación no falsable. Merece un Oscar.

Etiquetas