Despliega el menú
Opinión

Opinión

Soledad y libertad

Por
  • Víctor Juan
ACTUALIZADA 28/09/2019 A LAS 02:00
PRIMER DIA EN LA NUEVA FACULTAD DE EDUCACION / 03-02-2014 / FOTO: GUILLERMO MESTRE
El estudio universitario requiere soledad y libertad.
Guillermo Mestre

Vivo con emoción el primer día de clase, el momento de mi encuentro con jóvenes a los que aún no conozco y, por lo tanto, a quienes no me une nada, salvo mi compromiso de conducirles hacia lo mejor. En la sesión de presentación me tomo la licencia de vagar por las lindes del programa, para contar algunas cosas que el resto del curso no voy a poder decir. Me gusta recordarles a los estudiantes que en la Universidad de Berlín, fundada en 1810 por Wilhelm von Humboldt, profesores y estudiantes formaban una comunidad investigadora. Además, la institución se organizó bajo dos principios: la soledad y la libertad, condiciones imprescindibles para satisfacer las exigencias genuinamente universitarias. Tanto la una como la otra, soledad y libertad, son hoy más necesarias que nunca. Por eso les recuerdo que no deben rehuir el silencio, porque es necesario para el desarrollo del pensamiento; los animo a que tengan ideas y a que no teman cambiarlas; y también les cuento que en sus primeras clases comienza la construcción de su mirada de maestros. 

Procuro ponerme muy serio al decirles que tienen el privilegio de poder reflexionar, pensar e indagar; el privilegio de poder hacerse preguntas para poner en cuestión lo comúnmente aceptado. Es lo que la sociedad espera de los universitarios. Y ellos tienen la obligación de aprovechar el tiempo porque están en un momento en el que han de pretenderlo todo. Y para eso es necesario que miren el mundo sin lastres en el corazón y con los ojos limpios.

Víctor Juan es director del Museo Pedagógico de Aragón

Etiquetas