Opinión

Opinión

Falta de médicos en verano

Por
  • HERALDO DE ARAGÓN
ACTUALIZADA 09/09/2019 A LAS 02:00
Centro de Salud Teruel Ensanche /2019-09-03/ Foto: Jorge Escudero [[[FOTOGRAFOS]]]
Los problemas para encontrar sustitutos ya los sufren también los centros de las capitales de provincia.
Jorge Escudero

Un año más, la falta de suficientes médicos sustitutos está lastrando la atención sanitaria en Aragón en verano, especialmente en algunos pueblos, ya que el problema se agrava en los pequeños consultorios. Aunque es preciso huir del alarmismo, la Administración debería ofrecer una solución ante una situación crónica.

Año tras año, verano tras verano, numerosas localidades de Aragón se quejan, con razón, de las limitaciones que sufren a la hora de que sus vecinos acudan al médico por la falta de profesionales durante la canícula. Gurrea de Gállego, Alberuela de Tubo, Caspe, Tarazona, Báguena y Sarrión son algunos de los últimos ejemplos que evidencian la necesidad de una solución global del Gobierno de Aragón que vaya más allá de un parcheo o de la simple resignación.

Los profesionales se cubren las vacaciones y están atentos ante cualquier eventualidad, la Administración intenta contratar a suficientes médicos sustitutos, pero la realidad demuestra que el déficit de facultativos continúa y que, aunque la atención sanitaria está garantizada en todo el territorio, se producen algunos inconvenientes graves. Es el caso de Gurrea de Gallego, localidad en la que no habrá consulta durante ochos días este mes de septiembre, o en Tarazona, donde su alcalde denuncia que han tenido que ser los profesionales de Casetas los que han resuelto la falta de pediatras en el municipio.

El Salud debe trabajar para evitar los cierres temporales de las consultas, lo que a su vez haría innecesaria la derivación de esos pacientes a las localidades más próximas o el recurso evitable de apelar a la responsabilidad del facultativo para que retrase su período vacacional hasta encontrar a un sustituto. La dispersión geográfica de Aragón supone un problema añadido, pero no libera a la Administración de su responsabilidad.

Etiquetas