Despliega el menú
Opinión

La nula responsabilidad

ACTUALIZADA 18/08/2019 A LAS 02:00
Los políticos se han marchado de vacaciones sin haber terminado su trabajo.
Los políticos se han marchado de vacaciones sin haber terminado su trabajo.
HERALDO

El mercado político español cotiza a la baja gracias a un cúmulo de despropósitos y de dejación de responsabilidades. España cuenta con un presidente del Gobierno en funciones que parece no conocer la realidad de Navarra o, si la conoce, le da igual que le da lo mismo. El país también cuenta con Pedro Sánchez, la misma persona, pero que consigue desdoblarse para apelar a la responsabilidad de los demás con el fin de poder formar un gobierno nacional que no dependa de los independentistas. Es decir, quiere para los navarros lo que no desea para el resto del país. En el cúmulo de la perplejidad, el país cuenta con un bloque de centroderecha que parece preguntarse a diario si ya se ha sacudido todos los complejos o le queda alguno al mirarse al espejo. Y, en medio, los ciudadanos asisten con asombro a uno de los espectáculos más lacerantes desde la Transición: de nuevo, una nación paralizada. Alguien podría preguntar si la política española ha terminado por italianizarse, un país que atraviesa una de las mayores crisis de su reciente historia. Solo parece faltar un doble de Salvini para acercarnos un poco más al desastre. De momento, nuestros políticos se han marchado de vacaciones sin haber terminado su trabajo y, además, con un aumento de sueldo. España está abonada a la paciencia franciscana.

Etiquetas