Despliega el menú
Opinión

¡Boza!

Por
  • Jorge Sanz Barajas
ACTUALIZADA 14/08/2019 A LAS 02:00
Llegada al puerto de Almería de inmigrantes rescatados por Salvamento Marítimo.
Llegada al puerto de Almería de inmigrantes rescatados por Salvamento Marítimo.
Carlos Barba / Efe

El Profesor Perplejo conversa y juega al dominó con esos terroristas indocumentados que vienen a destruir Europa. Es extraño su odio... Les gusta Mbappé, el rap, también Eddy Kenzo… X salió de Sierra Leona a los catorce, huyendo de la guerra. Cojea: tres clavos sujetan su tobillo. Volverá pronto al monte, a esperar la zodiac de la mafia, una de ellas. Si no pueden, quedarán a merced de las olas hasta que alguna mafiosa ONG pueda rescatarlos. Luego, la deriva, la espera infinita, la vieja Europa de perfil. Quedarse en la orilla significa la muerte para él y toda su familia. X mira sus falsas zapatillas doradas como el niño feliz que es, ya no se rasca la sarna que pilló en el monte, come un helado y hace muchas fotos, porque es la única forma de que su familia sepa que su hijo sigue vivo. Sueña con gritar ‘¡boza!’, la expresión de júbilo que usan cuando pisan suelo europeo.

Esa mafia es un mal, pero es el menor. Los gobiernos toleran grandes intereses que los expulsan de su tierra. Estos intereses podrán empujarle a usted y a sus hijos, sin miramientos, a salir de su casa algún día. Ya lo hicieron. La mafia de verdad es Salvini y sus colegas de aquí, es quien se lleva la pasta de la zodiac, es ese fondo buitre de inversión que abarata su sueldo. Los tres viven bien, de la manita...

Perplejo contempla la Zaragoza cristiana, árabe, bereber, hebrea, latina, sedetana, que cada mañana abre el Mercado Delicias y piensa: ¿Pero dónde comprará esta obtusa gente?

Jorge Sanz Barajas es profesor y escritor

Etiquetas