Despliega el menú
Opinión

Jornada electoral

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 26/05/2019 A LAS 02:00
¿Será el 26 de mayo una repetición del 28 de abril?
Imagen de archivo de un votante introduciendo su voto en una urna.
Jorge Zapata / Efe

La cita de este domingo con las urnas, con la que se cierra en el plazo de un mes un ciclo completo de renovación institucional que afecta desde las Cortes Generales hasta el más pequeño de los ayuntamientos españoles, supone un nuevo ejercicio de normalidad democrática que confirma la madurez de nuestro sistema de derechos y libertades. España, convertida en una sólida democracia europea, también elige a los representantes nacionales en el Parlamento de la UE.

La coincidencia ha querido que esta jornada electoral sirva para elegir a los representantes que se sentarán en las instituciones más próximas (ayuntamientos y Gobierno de Aragón) y también a aquellos que, al menos sobre el mapa, habrán de desplazarse hasta la más alejada de todas ellas (Parlamento Europeo). No cabe duda de que las elecciones autonómicas y municipales poseen un especial atractivo producto de la cercanía, pero conviene no equivocarse al pesar que lo que se decide en Europa no afecta a los aragoneses. Los grandes proyectos e infraestructuras y las principales novedades normativas son fruto, en su mayor parte, de las decisiones de las autoridades europeas. Ignorar este extremo o menospreciar el peso de la papeleta azul significaría perder uno de los puntos de apoyo de la actual construcción de Aragón. En la Comunidad, donde están llamados a votar poco más de un millón de personas, se produce igualmente una especial particularidad producto del número de partidos que concurren a estos comicios. Hasta un total de ocho formaciones cuentan con posibilidades, según las encuestas, de lograr un asiento en las Cortes aragonesas. Sea cual sea el resultado, los futuros gobiernos que surjan de las urnas deberán esforzarse por conceder la mayor estabilidad posible para enfrentarse sin distracciones a los muchos retos aún pendientes.

Etiquetas