Despliega el menú
Opinión

Titulitis

Por
  • Paco Goyanes
ACTUALIZADA 20/05/2019 A LAS 02:00
Visita a la facultad de Filosofía y Letras
Entrada de la facultad de Filosofía y Letras
José Miguel Marco

Vuelvo a soñar que me falta una asignatura para acabar la carrera. Me levanto y voy a buscar mi título de Licenciado en Filosofía y Letras, orientación Historia del Arte. Gran error: aunque escaso, mi armario de cosas del pasado es un caos inextricable. Botas de fútbol marca Adidas, antiguos números de ‘Ajoblanco’ y ‘El Viejo Topo’, postales enmarcadas de mi primer viaje a Estambul, el estuche de 25 juegos reunidos Geyper que me regalo mi tía Pili y al que le faltan los dados y la mitad de las fichas, el ejemplar de ‘Tintín en la Luna’ que mordió el gracioso perro de una graciosa novia de fin de semana, el primer disco de Más Birras, seis calcetines desparejados, la papeleta que nunca llevé al examen de Anatomía el año que estuve matriculado en la facultad de Medicina… y por fin la orla, mi querida orla, mi rara orla, mi pasado en orla: hacia la mitad, escorado a la izquierda, un chaval con camisa blanca, corbata ancha, poderosa melena y gafas tipo pantalla cine de seiscientas plazas, me sonríe, me encuentra.

He decidido vaciar el armario de cosas (todas) inútiles y modificar mi ‘curriculum vitae’. A partir de ahora, además de indicar que soy licenciado en Filosofía y Letras añadiré que tengo ‘Estudios en Medicina’: aprobé biofísica.

(Por cierto, tengo que enterarme de si podría convalidar la biofísica por alguna asignatura de Físicas. Así tendría también ‘Estudios en Física’).

Etiquetas