Opinión

Opinión

‘Spitzenkandidaten’

Sede de la Unión Europea en Bruselas.
Pixabay

El debate sobre el estado de la UE es uno de los momentos clave del curso político puesto que permite hacer balance y fijar prioridades. El último, el del pasado mes de septiembre, aún suscitaba más atención entre los medios de comunicación presentes en Estrasburgo porque era el que ponía fin al mandato de Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea. Toda la ciudad estaba llena de eurodiputados, periodistas, analistas y observadores llegados desde los 28 países miembros. Era difícil encontrar una plaza en un hotel, a pesar de que los precios estaban por las nubes. Y en todas las reuniones, encuentros y cenáculos había un término que se citaba reiteradamente: ‘Spitzenkandidaten’. Esta palabra alemana de complicada pronunciación hace referencia al sistema de ‘candidato principal’, mediante el cual se vincula el resultado electoral y la presidencia de la Comisión.

La realidad, sin embargo, es tozuda. Fuera de las burbujas europeístas que aíslan a Bruselas y Estrasburgo, nadie habla de los ‘spitzenkandidaten’. Precisamente mañana, estos ‘candidatos principales’, que han propuesto los grandes grupos políticos, celebrarán su tercer debate de la campaña, esta vez en la capital comunitaria. Pero no logran atraer la atención pública y ni siquiera el imprescindible respaldo político. Varios gobiernos, con el presidente Emmanuel Macron al frente, maniobran para abortar este sistema, utilizado por primera vez en 2014, y dejar que sean los líderes de los 27 (sin el Reino Unido) quienes designen al sucesor de Juncker.

Nadie habla, pues, de los ‘spitzenkandidaten’ y casi tampoco de los candidatos españoles a las europeas, a pesar de que son figuras reconocidas como Borrell, Montserrat o Garicano. No obstante, la contienda electoral en este ámbito resulta tan decisiva para el ciudadano como la que se libra en las esferas local o regional. Bruselas es una gran burbuja con su jerga y su realidad paralela, pero decide mucho de nuestras vidas cotidianas.

Etiquetas