Opinión

Opinión

Listas que desesperan

Las listas de espera en el servicio de Radiología del hospital Obispo Polanco son un problema endémico.
A. García/Bykofoto

Las listas de espera se están convirtiendo en un problema endémico de la sanidad aragonesa. Ahora, una denuncia ante el Justicia ha sacado a la luz un dato muy preocupante: hasta 572 días tienen que esperar algunos ciudadanos para una revisión de Oftalmología en el centro Ramón y Cajal de Zaragoza. La Consejería de Sanidad debe reorganizar los recursos disponibles para adecuarlos a las necesidades asistenciales y reducir así las demoras. 

El Gobierno de Aragón se comprometió en el año 2009 a concertar en menos de dos meses la primera cita con el especialista. Sin embargo, no existe un máximo de espera para las revisiones o consultas de seguimiento, que es donde precisamente más atascos se producen. En respuesta a una pregunta del Justicia de Aragón, la DGA explica que el tiempo de espera para la revisión en consulta depende de las necesidades de cada paciente, pero admite que la demora media para las ‘consultas sucesivas’ de Oftalmología es actualmente de 572 días en adultos y de 152 en los niños. Se trata de un tiempo claramente excesivo para una atención sanitaria de calidad.

El Justicia, Ángel Dolado, ha aclarado que son numerosas las reclamaciones presentadas en la institución por las listas de espera no solo en Oftalmología sino en diversas especialidades. Por ello, la Consejería de Sanidad debe arbitrar soluciones. Un buen sistema sanitario, como el aragonés, pierde legitimidad si al tiempo que ofrece la mejor asistencia médica no es capaz de gestionar importantes retrasos en atender patologías que afectan a miles de personas. Esos tipos de dolencias no siempre son graves, pero suelen ser dolorosas y trastornan la vida cotidiana. Sean bienvenidos, pues, los planes de choque, que alivian puntualmente esas listas, pero para obtener resultados duraderos es preciso aplicar medidas estructurales, y eso solo es posible con más eficiencia y más recursos.

Etiquetas