Opinión

Opinión

Valiente

Por
  • María Frisa
Manifestación feminista 2019
Decenas de miles de mujeres se sumaron a la manifestación en Zaragoza.
Francisco Jiménez

Nombrarnos’, mi anterior artículo, suscitó numerosas reacciones: ofendió e hirió bastantes egos. También recibí decenas de mensajes en los que me felicitaban por mi valentía, estos me sorprendieron y halagaron. Valiente es un adjetivo con el que no me identifico. Yo no arriesgo al dar mi opinión. No dependo de subvenciones y apenas participo en programas institucionales. Conmigo contactan ayuntamientos y bibliotecas de pequeños municipios, colegios y muchos clubs de lectura. Personas que disfrutan con mis libros.

El pasado 8 de marzo se convocaron una manifestación y una huelga para celebrar el Día Internacional de la Mujer. Ambas necesarias para sumar nuestras voces y que se nos escuche bien alto. Pero el cambio no se consigue por salir un día a la calle o por vestir una camiseta morada; se encuentra en la cotidianidad, en las pequeñas cosas. Está en nuestras manos plantar cara a los micromachismos que soportamos, educar en la igualdad, señalar las acciones y las palabras que nos molestan sin temor a ofender, aprender a delegar, a valorarnos física e intelectualmente, abandonar el miedo a engordar, a no gustar, a envejecer. Liberarnos de la tiranía de la perfección en la que nos han educado.

Así conseguiremos una sociedad en la que nadie te llame valiente por firmar un artículo en el que, simplemente, denuncias la invisibilidad de las escritoras y nombras a unas cuantas. Ese día no harán falta ni huelgas ni manifestaciones feministas. Grita conmigo: "El agradar se va a acabar".

María Frisa es escritora

Etiquetas
Comentarios