Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

cine

24 horas para rodar en Belchite… a 42 grados, con olivas negras y metaverso

Más de 130 participantes, distribuidos en una veintena de equipos, protagonizaron la V edición de ‘Belchite de película’.

Equipo de rodaje del realizador Lorenzo Izquierdo.
Equipo de rodaje del realizador Lorenzo Izquierdo.
C.I.

Un año más, la magia del Séptimo Arte ha hecho su efecto en el municipio zaragozano de Belchite, donde los más de 130 participantes de la V edición de ‘Belchite de película / 24 horas de cine exprés’ tenían 24 horas -ni una más, ni una menos- para rodar, montar y entregar una pieza audiovisual que enamorase tanto al público como al jurado. El cortometraje ‘Tras la puerta’, dirigido y guionizado por el zaragozanos Luis Ángel Bueno se hizo con los premios a Mejor Cortometraje y Mejor guion, este último concedido por la Universidad San Jorge.

El accésit fue a parar a ‘Algo que contarte’, de José Luis Sáez, quien se lanzó a esta aventura fílmica junto a su familia al completo, llegada desde Arganda del Rey, en Madrid. El corto más laureado era ‘Chelbite, ¡qué hermosa eres!’, de Lorenzo Izquierdo, que se hizo con el premio del Público, el galardón ‘Me toca la fibra’ otorgado por Embou, y el reconocimiento a Mejor interpretación femenina, para María Eugenia Muñoz. Finalmente, la Mejor interpretación masculina fue la de Julio Beltrán por su papel en ‘Bienvenidos’

Distribuidos en 22 equipos, de los que lograron entregar sus piezas un total de 19, y procedentes de distintos puntos de toda España, entre Aragón, País Vasco, La Rioja, Madrid, Murcia, Navarra y Andalucía -el festival batió así este año el récord de participación de fuera de Aragón respecto a años anteriores-, como cada año, había una palabra y un objeto que introducir en la trama. “Este año hemos elegido la palabra ‘Metaverso’ y como objeto un bote de olivas ‘Negras de Belchite’”, explicaba José Ramón Mañeru, director de la muestra, que destacaba la calidad de los trabajos presentados, en un año marcado, sobre todo, por las altas temperaturas.

Mañeru aseguró que para “un municipio modesto como Belchite, con un presupuesto muy limitado, confirma que estamos haciendo las cosas bien”. Además, afirmó que, cada año, los participantes se dejan la piel en cada rodaje, “y han vuelto a dejar nuestro municipio por todo lo alto y como el gran plató de cine que es, como demuestra el gran número de rodajes que alberga cada año”, reivindicaba. Intérpretes, directores, guionistas, cámaras, sonidistas… Equipos de todas las edades que se reunían en Belchite con un único objetivo: lograr contar una historia que funcionase, en tan solo 24 horas.

Entre ellos se encontraba el equipo más premiado de la noche, el de MamaLawrence band, capitaneado por el realizador zaragozano Lorenzo Izquierdo que participó por primera vez en la muestra. “Ha sido intenso, pero muy divertido. En su caso, eligieron como escenarios algunos exteriores del pueblo viejo -el exterior de la Iglesia de San Agustín, la calle mayor y la iglesia de San Martín-. “Grabar en un lugar histórico y a su vez tan bonito a nivel visual es muy especial”, explica. En su caso, uno de sus protagonistas -que rondaban los 70 años-, tuvo un golpe de calor, que al final quedó en un susto: “Quitando esto, lo demás ha salido todo genial”.

Para su madre y protagonista de la pieza, ganar su primer premio de intérprete a los 74 años es “todo un sueño”. “De joven intentó ser artista, pero su padre no se lo permitió por la época que era. Por eso para ella el reconocimiento es doble”, admitía Lorenzo, emocionado.

Rodaje de 'Fibradoxon', protagonizado por Alba Gallego.
Rodaje de 'Fibradoxon', protagonizado por Alba Gallego.
C.I.

Otra local, Isabel Palacín, en este caso integrante del grupo ‘Somos gente moderna’, rodaron el cortometraje ‘El Festival II (Redemption)’ en el bar El Puyo y en el Pueblo Viejo de Belchite. “No es la primera vez que venimos al festival, nos encanta hacer gamberradas y siempre nos resulta una experiencia increíble, eso sí, con tanto calor nuestros equipos técnicos lo pasaron bastante mal”, asegura.

La actriz Alba Gallego, del grupo ‘El qué dirán’, protagonizó ‘Fibradoxon’, un western en el Pueblo Viejo dirigido por David Marsea que contó con integrantes de Aragón, Madrid, Extermadura y Andalucía. “Para mí ha sido toda una experiencia de supervivencia fílmica, sobre todo por el calor. Tuve que llevar todo el día un pantalón de pana”, rememora, entre risas. Reconoce que ver trabajar a un equipo con tanta intensidad para lograr su objetivo es muy emocionante: “Cuando todo el mundo rema en una misma dirección por un objetivo común, el optimismo puede a toda tormenta, incluido a 42 grados”.

Rodaje de 'Suicide Squad', de Manuel Durán.
Rodaje de 'Suicide Squad', de Manuel Durán.
C.I.

Además, el hecho de enfrentarse a una historia abierta hasta el último momento, ha sido toda una experiencia: “Es un tipo de trabajo que no te encuentras en otros proyectos, que te permite ponerte a prueba y echar mano a tu experiencia y herramientas profesionales. Sin duda, repetiría”.

Cine ‘low cost’, ‘hight imagination’

También se encontraba en Belchite este fin de semana el equipo Suicide Squad, capitaneado por Manuel Durán, un actor y director zaragozano con amplia experiencia en supervivencias fílmicas. “A Belchite venimos desde la primera edición porque nos encanta”, explica. De hecho, ya en la primera edición se hicieron con uno de los premios más codiciados: el del público. Este año presentaban el cortometraje ‘Sonríe’, protagonizado por Ander Martín, de 11 años, se rodó en el pueblo viejo, en un descampado y en la casa de un particular.

“Siempre aprendemos de cada uno de los mil fallos e incidencias que ocurren. Y entregar siempre cinco minutos antes de que acabe el plazo es una de nuestras señas de identidad”, bromeaba. Y es que el reto de filmar, editar y entregar la pieza en 24 horas no es baladí. “Sin duda, contar con un buen equipo es fundamental”, reivindicó. Además, aseguró que el pueblo de Belchite se vuelca con sus invitados audiovisuales, tratando de ayudar en todo lo que sea posible. “Para nosotros es hacer cine ‘low cost’ pero ‘hight imagination’. Es un reto que nos hace sentirnos vivos, aunque después de un día sin dormir acabemos mas bien muertos”, admitió.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión