Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Opinión

Quizá dentro de seis años

Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 30/03/2022 A LAS 05:00
Escuela de Artes y Oficios
La abandonada Escuela de Artes y Oficios, donde se proyectó crear el Espacio Goya.
José Miguel Marco

Con la ocasión de 1996, cuando el 250 aniversario del nacimiento de Francisco de Goya, se avanzó en la conservación y difusión de sus obras de juventud en varias localidades aragonesas, además de sentar las bases para la promoción de un gran centro museístico en Zaragoza, con aportaciones públicas y privadas, con el que por fin se reivindicaría aquí la memoria del artista cuya fuerza transformadora todavía conmueve e inspira en todo el mundo. 

El proyecto fracasó cuando ya estaba muy avanzado, ya no será nunca con esos planteamientos, pero la necesidad de avanzar en una cuestión principal e irresoluta, que lastra las políticas culturales en la comunidad autónoma, sigue ahí, y el nuevo Año Goya que hoy termina regalaba otra oportunidad. No se ha aprovechado.

Por cómo se presentó el programa de la conmemoración y por sus contenidos, su organización les pilló en muchos despachos con el pie cambiado. Ha habido algunas exposiciones y otras actividades valiosas, pero las menos, junto a bastantes con poco o nada de trascendencia. Y algunas de las propuestas anunciadas continúan sin materializarse doce meses después.

Los aniversarios como palanca de cambio cultural han perdido fuste, pero en seis años va a llegar otro goyesco ineludible, de fechas redondas, los 200 años de la muerte, y se da una nueva ocasión de dejar encauzado razonablemente el aprovechamiento de su figura en la tierra donde nació y se crió como artista. Tiempo hay. Veremos si también ambición, ganas de colaborar, conocimiento y dineros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión