Ocio y Cultura
Suscríbete

cine

Siete países y tres años de trabajo de un zaragozano para contar una historia de exilio

Víctor Villavieja presentará el próximo viernes en Zaragoza 'Voiceless', un largometraje documental que explica el genocidio de Burundi a través de un exiliado. 

El periodista y cineasta zaragozano Víctor Villavieja.
El periodista y cineasta zaragozano Víctor Villavieja.
Toni Galán

Poco podía imaginar Víctor Villavieja (Zaragoza, 1996) cuando en 2016 se trasladó a Luisiana (Estados Unidos) para completar sus estudios universitarios en el Louisiana College que viviría la mayor aventura de su vida: firmar una película documental rodada en siete países. Con apenas 25 años, este periodista presentará ‘Voiceless’ el próximo viernes 19 de noviembre a las 19.00 en la sede de la Universidad San Jorge en Zaragoza.

La película, que narra a través del exiliado Lievin Manisha la crudeza y el terror de la guerra civil que estalló en su Burundi natal en 1993, tiene su origen en el trabajo de Villavieja en el ‘Louisiana Baptist Message’, un diario fundado en 1919. “Cuando pedí trabajo en el periódico, no creían que pudiera desempeñar la profesión. Al ser español, dudaban de que diera la talla en inglés. Me pidieron que buscara una historia que contar; una prueba en toda regla. Lievin Manisha y yo ya éramos amigos por aquel entonces. Al entrevistarme con él, descubrí que tenía una historia que contar. Me contó su éxodo desde Burundi hasta Estados Unidos, pasando por Sudáfrica. A sus 12 años, recorrió los más de 3.000 kilómetros que separan Burundi de Sudáfrica en seis meses. Despertó mi curiosidad. Todavía no entendía nada, claro”, relata. Aquel artículo iniciático, que fue muy bienvenido en la redacción del medio y por su audiencia, convenció al aragonés de que la historia podría desarrollarse y ampliarse en formato audiovisual.

“Tras publicar el artículo, leí el libro de Lievin ‘From Genocide to Jesus’ y al día siguiente le propuse hacer un documental. Inmediatamente después, llamé a Martín Soto, codirector del documental, quien aceptó después de leer la obra de Lievin. Me sorprendió el calibre de la narrativa, lo inverosímil de sus episodios. Lo que más me descolocó fue descubrir que el genocidio de Burundi (1993) había tenido lugar y que el mundo, incluido yo, vivía ajeno a este episodio histórico (y a sus repercusiones actuales). ¿Cómo algo tan crudo puede haberse quedado fuera de la agenda mediática? Esta es otra de las preguntas que respondemos en 'Voiceless, El Genocidio Silenciado'”, revela Villavieja.

Al llevar la teoría a la práctica, se toparon con todas las dificultades que entraña la realización de un proyecto tan ambicioso. “Nuestro primer largometraje nos ha enseñado lo que conlleva embarcarse en un proyecto cinematográfico. Muchas horas de trabajo que nos han convertido en verdaderos hombres orquesta. Hemos vivido momentos complicados que han hecho más grande la satisfacción de verlo terminado”, sintetiza. La financiación ha sido, sin duda, la tarea más ardua. “Para pagar el primer viaje a Estados Unidos, Martín y yo trabajamos como camareros todo el verano de 2018. Con eso costeamos el primer envite. La segunda fase, desde España, la sufragamos trabajando también. La productora Cosmos Fan nos ha ayudado en el último tramo y, por suerte, el Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón han decidido apoyarnos. Estamos muy agradecidos”, prosigue.

El rodaje ha abarcado España, Francia, Alemania, Burundi, Estados Unidos, Canadá y Ruanda. Entre el elenco de entrevistados se hallan, además de Lievin, la princesa de Burundi, Esther Kamatari, el fotoperiodista Gervasio Sánchez o Ángel Eladio González, misionero diocesano que fundó la misión de Ntita en los 70 y que recibió el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 1994 tras dedicar su vida a los burundeses. El religioso falleció el pasado junio y no pudo ver el documental terminado.

Con la presentación del documental, que "pronto" se emitirá en Televisión Española según informa Villavieja, se ha cumplido con la misión de poner el foco sobre un conflicto y una tragedia poco difundida. “El objetivo principal siempre ha sido dar a conocer la historia olvidada de Burundi y denunciar la situación actual del país. Una dictadura atenaza la libertad de los ciudadanos de Burundi. La manipulación política y la violencia son herramientas que se han utilizado para cambiar el curso de la historia. Por otro lado, 'Voiceless' se adentra en el origen del conflicto étnico que ha condicionado la historia reciente del país. Y lo hace siguiendo los pasos de Lievin Manisha. El resto de entrevistados (políticos, personajes públicos, periodistas, misioneros, supervivientes, diplomáticos...) aportan el contexto necesario para acercar esa historia a la audiencia, para crear un vínculo que les haga entender. Me gustaría destacar el valor de Lievin Manisha. Sobrevivió al genocidio de 1993 y, una vez en el otro lado, en lugar de llevar una vida cómoda y renegar de la verdad, decidió reivindicar los derechos de sus paisanos, que siguen silenciados. Su determinación le llevó a las puertas de la ONU, a protestar, y no pudieron ignorar su voz. Le dejaron entrar”, concluye.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión